Activado por el departamento de sanidad del Gobierno de Aragón, el protocolo ante la sospecha de un caso de Ébola en Zaragoza. Parece ser que se trata de una mujer que volvió de Bakamo ayer, presentando un cuadro sospechoso de dicha enfermedad. Por ello, y para evitar posibles riesgos, se ha activado dicho protocolo.

La posible portadora presenta un cuadro de fiebre así como dolores musculares. Al parecer, la mujer llevaba en Mali desde noviembre y al sentirse a su llegada con malestar, se acercó a un centro de salud sito en San Pablo de Zaragoza. De allí, y ante el temor producido al conocer su procedencia, inmediatamente ha sido conducida y aislada en el hospital Royo Villanova (antiguo Casacajo) de la capital aragonesa. Una ambulancia del 061 realizó el trasaldo a dicho centro.

Casualmente, no hace muchos días, la Guardia Civil estuvo asesorando sobre cómo llevar a la práctica los dispositivos ante posibles casos de virus del Ébola y cómo proceder ante estos, en Alcañiz, haciendo también una demostración de cómo protegerse. Todo este protocolo hospitalario ha empezado este mediodía, así como el traslado de la posible enferma al Hospital Royo Villanova, centro de referencia en Aragón para esta enfermedad.Ya en su anterior etapa, dicho hospital se dedicaba a enfermedades infecciosas (tuberculosis principalmente).

En estos momentos, y tras ser la paciente instalada, se mandará una prueba de sangre a Madrid, al Centro Nacional de Epidemiología, sito en Majadahonda. Ella ya se encuentra instalada en la planta destinada para ese tipo de afecciones y bajo total vigilancia por el personal del centro. Profesionales bien cualificados en este tipo de problemas. Esperemos solo se quede en un susto.

Desde aquí, y como zaragozana que soy, espero que todo se quede en un susto sin importancia. Ya me tocó vivirlo en mi lugar de residencia (Alcorcón) y ahora su sombra planea sobre mi ciudad... Esperemos que todo esto acabe pronto en general. Que se erradique de una vez y, con las investigaciones, se encuentren resultados.