José Antonio Frutos Ayala se entregaba ayer en los juzgados de Ponteareas, reconociendo ser el asesino del joven que apareció descuartizado en un arcón congelador en su vivienda el día 11 de junio. Los motivos que llevaron a entregarse fueron las condiciones de vida tan precarias que tiene en este momento y  el arrepentimiento por lo que hizo.

Sobrevivió todos estos meses escondiéndose en varios albergues de Portugal, incluso parece ser que la Policía lusa le solicitó la documentación en más de una ocasión, sin obtener ningún resultado.

También ayer se produjo una segunda detención después de la declaración de José Antonio Frutos, un vecino de Ponteareas pero natural de Gondomar, que presumiblemente ayudó a este a huir a Portugal.

Anuncios
Anuncios

Frutos Ayala, tras dormir en los calabozos, confesó haber asesinado a José Jesús Isasis González, al que le tuvo que cortar las piernas para poder meterlo en el congelador. Después abrió las ventanas e incluso puso ambientadores para ocultar el olor. Todas estas precauciones le dieron resultado, ya que nadie se percató de nada extraño. Frutos convivió casi dos meses con el joven descuartizado en el congelador.  

El macabro hallazgo 

En junio, el dueño del piso en el que vivía el presunto asesino le dio un ultimátum para que pagase los tres meses que debía o abandonase la vivienda. La hermana y la novia de Isasis se presentaron ante el propietario del inmueble debido a que hacía dos meses que no sabían nada de él, desde que había ido a visitar a su amigo y los tres fueron al piso para comprobar si estaban allí.

Anuncios

Al llegar se encontraron el piso vacío y un congelador atado con cadenas que no pertenecía al propietario. Avisaron a la Guardia Civil y encontraron el cuerpo cortado por las piernas a la altura de las rodillas. Debido al estado de congelación costó mucho el reconocimiento pero al final la hermana del asesinado confirmó que se trataba de José Jesús Isasis.

El motivo del fallecimiento fue según la autopsia, un fuerte golpe en la cabeza. 

Ante la declaración del paraguayo José Antonio Frutos Ayala, la titular del Juzgado de Instrucción nº3 de Ponteareas ordenó el ingreso en prisión sin fianza para el detenido, imputado por un delito de asesinato.