Guardians of Peace, así se hace llamar el grupo de hackers que el pasado 24 de noviembre atacó todos los ordenadores de los empleados de la empresa Sony, tras el ataque la compañía recibió un mensaje en el cual advertían de que en el caso de que no se cumpliesen las peticiones que hacían en pocos días empezarían a filtrar información de la empresa por las redes sociales.

El gobierno coreano pese a estar en el punto de mira de la compañía como posible responsable de los ataques recibidos, aseguran que ellos no han tenido nada que ver con el ataque y mucho menos con las posteriores filtraciones. Sony sigue investigando sobre quien pudo ser el responsable del ciberataque, por ahora sin éxito.

Anuncios
Anuncios

Sony ha anunciado que no aceptarán el chantaje de lo que ellos han calificado como un grupo ciberterrorista, es más, piensan poner todo su empeño en descubrir si realmente es el gobierno coreano quien está detrás de todo esto o es tan solo un grupo de hackers. Al conocerse estas declaraciones, en respuesta el grupo de hackers ha empezado a desvelar información comprometedora de algunos documentos que consiguieron sustraer en el ataque.

Estas filtraciones han afectado tanto a empleados como a famosos que estaban trabajando con Sony Pictures. Algunos de los nombres más relevantes son el de Natalie Portman, Daniel Craig, Tom Hanks y Jessica Alba. Por ahora han desvelado los alias que usaban estos personajes mientras colaboraban con Sony pero ya han advertido que solo es el principio ya que si siguen sin ceder seguirán ampliando la información sobre estos famosos y muchos otros.

Anuncios

Para demostrar su credibilidad ya han desvelado datos sobre muchos de los sueldos que tenían algunos de los actores y ejecutivos de la empresa y no solo esto, también han descubierto una larga lista con más de 45.000 números de la seguridad social de sus empleados, esto ha afectado a otras tantas estrellas del cine como son Sylvester Stallone, Rebel Wilson y Judd Apatow.

Junto a estas últimas filtraciones también han decidido adjuntar una exigencia más, pretenden prohibir el estreno de Interview, una comedia que aseguran que pone en evidencia repetidas veces al líder de Corea.