Fue detenido el fundador de la secta Orden y mandato de San Miguel Arcángel y su mano derecha acusados de estafa y abusos sexuales.

Feliciano Miguel Rosendo Silva, líder de "los miguelianos" ha sido detenido en su chalet de Collado-Villalba por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra. Los investigadores tuvieron conocimiento de que iba a celebrar una reunión con sus principales colaboradores por lo que se trasladaron hasta allí. Una vez efectuada la detención, se procedió al registro de la vivienda durante varias horas. No se descarta que puedan efectuarse nuevas detenciones.

La diócesis de Tui Vigo destituyó en mayo de 2013 a Rosendo por conducta moral inapropiada después de una investigación interna.

Anuncios
Anuncios

El grupo que lideraba llegó a tener entonces más de 400 integrantes.

Tras ser destituido, se trasladó a Madrid donde compro el chalet de Collado-Villalba y fundó "La Voz de Serviam" rodeado de sus seguidores más fieles.

Familiares de adeptos y ex miembros de la secta han denunciado abusos sexuales, físicos y psicológicos, así como de enriquecerse ilícitamente a su costa. Relatan cómo el fundador decía ser la reencarnación de San Miguel Arcángel, simulaba hablar arameo y utilizaba también símbolos satánicos.

Al ingresar en la secta perdían todo contacto con el resto del mundo, así como con familiares o amigos. Los familiares manifiestan su esperanza de que esta operación policial les sirva para recuperar a sus seres queridos así como para desmontar la organización que se los robó.

Anuncios

Esta organización religiosa llamó la atención de los medios de comunicación en los últimos meses pues en ella la hija de Isabel Preisler realizó un retiro espiritual en sus instalaciones. Además, también ingresó en ella la actriz y modelo Olalla Oliveros.

Una vez más, el mundo de las sectas aparece en el panorama informativo con toda su crudeza. Muchas veces ligado a los abusos sexuales, es un infierno dificilísimo de superar tanto para las víctimas directas como para los familiares.