#Apple ha tenido que volver a los tribunales para solventar todas las demandas que ha estado recibiendo por hinchar los precios del dispositivo de reproducción más vendido, el iPod. Muchas demandas de estas surgieron tras la decisión de la compañía americana de vetar la reproducción de música de otros catálogos diferentes al de iTunes, uno de los más afectados fue RealNetworks.

Esta demanda ha sido colectiva y engloba a todo tipo de consumidores, desde los individuales hasta los minoristas que vendían estos productos y que se han visto gravemente dañados por esta decisión. Entre todos los mencionados han solicitado una compensación económica que ascenderá a 350 millones de dólares aproximadamente alegando los fallos que cometió Apple con su decisión de bloquear por completo a todos los posibles competidores.

Anuncios
Anuncios

Pese a que el juicio ha salido este 2014 las primeras demandas que pudimos ver datan del año 2005, cuando Apple vinculó iPod por primera vez a iTunes, desde entonces este dispositivo no podía reproducir ninguna canción si no provenía de esta tienda, de esta manera la empresa creó un monopolio de venta musical dañando gravemente a RealNetworks que vio cómo su situación financiera se desvanecía poco a poco. Más tarde estas denuncias se ampliaron ya que la compañía tomó otra decisión incorrecta, aprovechándose de tener el control del mercado en sus manos, decidió hinchar el precio de este dispositivo.

El prestigioso abogado de Apple, William Isaacson ha presentado su defensa basándose en el derecho que tiene la compañía para mejorar los servicios que ofrece, además quería proteger su dispositivo de posibles amenazas como supondría tener un reproductor diferente al que ellos usan.

Anuncios

Por otra parte, los demandantes han podido adjuntar pruebas (emails) que acusan a varios ejecutivos de la cúpula de Apple (entre los cuales se encuentra Steve Jobs) de querer destruir cualquier tipo de competencia que pudiesen tener.

Esta primera sesión ha sido muy intensa, no obstante no está todo decidido, pero desde luego las pruebas apuntan como posible ganador de este juicio a la parte demandante.