A primera hora del 19 de diciembre, un hombre de unos 37 años se estrelló contra la sede del PP en Madrid en la calle Génova 13, con dos botellas de gas inflamable y una sustancia también inflamable pero no explosiva. Un grupo de TEDAX se desplazó a la zona ante una posible amenaza de explosión, ya que al parecer el conductor del vehículo aseguraba que el coche contenía 15 kilos de amonal y que estaba programado para explotar con varios temporizadores. Actualmente solo se han encontrado las botellas de gas y abono industrial.

Fuentes de la investigación declaran que el abono podría ser explosivo al mezclarse con combustible pero al parecer no ha habido detonación alguna.

Anuncios
Anuncios

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, informó que el detenido no tenía ninguna relación con células terroristas.

El conductor del turismo, presuntamente Daniel Pérez Berlanga, un hombre de 37 años ciudadano de Bronchales (Teruel) que posiblemente sufría esquizofrenia, ha sido detenido por la policía nacional y conducido a sus instalaciones en Moratalaz.

El hombre ha declarado a los policías que le han arrestado que ha llevado a cabo esta acción por la difícil situación que está sufriendo, al haberlo perdido todo en su vida. Diversas fuentes han informado que el detenido afirmaba no ir específicamente contra la sede del PP, sino contra todas las sedes políticas en general, siendo la del PP la primera que encontró en su camino.

Las medidas de precaución adoptadas por la Policía Nacional consistieron en cortar la línea de metro 4 durante unas horas, hasta aproximadamente las 10:30 de la mañana, y que las líneas 5 y 10 no se detuviesen en la estación Alonso Martínez, ya que esta parada de metro se halla muy cerca de la sede del PP.

Anuncios

También los clientes de las cafeterías cercanas han tenido que esperar 3 horas obligatoriamente para salir de ellas con seguridad.

Carlos Floriano, vicesecretario de organización del PP, ha comentado que "no hay que lamentar ningún daño personal, pero que sí se han producido daños materiales" en una entrevista en la Cope. También ha confirmado que la policía ha pedido a los trabajadores de la sede que no acudan hasta que resuelvan la situación.