El periodista Luke Somers fue asesinado en la operación de rescate por las fuerzas de Estados Unidos de Yemen y, según fuentes han informado, han sido asesinados unos diez supuestos miembros de Al Qaeda. El desaparecido, según un oficial Estadounidense, estaba retenido en contra de su voluntad desde Septiembre del pasado año 2013.

Sin dar más detalles de la noticia, un funcionario de Estados Unidos confirmó la muerte de Somers a condición de que no se descubriera su identidad. Al fotoperiodista, de tan sólo 33 años, se le apagaba la vida por momentos a consecuencia de los disparos efectuados por los secuestradores, según fuentes periodísticas.

Anuncios
Anuncios

El secretario de defensa Chuck Hagel confirmó la muerte de Somers y otro rehén de distinta nacionalidad por Al Qaeda.

El periodista presentaba un orificio de bala cuando fue hallado por el ejército Estadounidense, ya que los intentos por rescatarle habían sido nulos. Sin embargo, la información inicial nos llevaba a confusión porque primero aseguraron que Luke Somers había sido rescatado de la banda de Al Qaeda, donde fueron asesinados diez miembros de la mencionada banda asesina, pero es lamentable eso fue una equivocación y la víctima ha fallecido.

La hermana del asesinado confirma que sí murió en la operación de rescate, según miembros estadounidenses. El rescate se efectuaría por una operación terrestre y aérea, en la provincia de Shabua, entre el Valle de Abadán y Dakar.

La banda Al Qaeda hace unos pocos días, mostraba un vídeo donde amenazaba con acabar con la vida de la víctima si el rescate no se llevaba a cabo en sus condiciones, según fuentes estadounidenses, además si las demandas exigidas no era cumplidas, el periodista sería asesinado, en un plazo de tres días.

Anuncios

Al Qaeda opera, sobretodo, en provincias extranjeras, donde son apoyados por tribus locales. Es inaudito como esta banda de asesinos cobra millones de dólares a cambio de vidas humanas. No doy crédito a este tipo de crímenes e injusticias porque esta organización se hace rica, pero a las familias las destroza el resto de sus días. Es incomprensible como no hay Justicia para este tipo de atrocidades.

Para los familiares de la víctima la vida está acabada y para estos criminales no hay una justicia que les haga pagar por tanto crimen cometido, ahora que, cualquier pago para Al Qaeda nunca sería suficiente, nunca acabarían de pagar por tantas vidas asesinadas.