El avión de la compañía china Xiamen Air estaba rodando hacia la pista de despegue para iniciar su vuelo programado entre las ciudades de Hangzhou y Chengdu. Un pasajero estaba sentado al lado de una de las puertas de emergencia de la aeronave, era la primera vez que se montaba en un avión y estaba agobiado y algo nervioso, y tuvo la sensación de que le faltaba el aire, y decidió hacer algo que nunca se debe hacer.

El pasajero decidió voluntariamente abrir la puerta de emergencia, a pesar de que el avión estaba rodando y se dirigía ya a la pista para iniciar el despegue. La conducta completamente excepcional de este pasajero novato dejó al resto de pasajeros sorprendidos, y algunos de ellos sacaron sus móviles y empezaron a hacer fotos que rápidamente subieron a las redes sociales y se extendieron a gran velocidad, alcanzando un elevadísimo número de visitas.

Anuncios
Anuncios

Según comunicó el periódico Southern Metropolis Daily, gracias a los TCP´s (Tripulantes de Cabina de Pasajeros) consiguieron evitar que saltara y tranquilizarlo, y comunicaron a los tripulantes técnicos para avisar a la torre de control de que regresaban a parking por esta circunstancia. La rampa de evacuación que van instaladas en todas las salidas de emergencia de los aviones no se desplegó al no haber sido armada aún, y eso permitió que se pudiera volver a iniciar las maniobras de rodaje hasta la pista para poder despegar posteriormente.

Una vez de regreso a parking, se inspeccionó la zona para poder comprobar si se había producido algún daño en el sistema de evacuación de esa puerta y su rampa asociada, no encontrándose nada anormal, lo que propició que el vuelo pudiera volver a salir.

Anuncios

Los pasajeros lograron captar en sus fotos a un hombre con chaquetilla azul que asomaba la cabeza por la puerta abierta.

A pesar de este acto que está completamente fuera de lo permitido en el interior de un avión, como es manipular una puerta sin el permiso expreso de la tripulación auxiliar, y sólo en caso de emergencia donde se deba realizar una evacuación a través de ella, responsables de la compañía Xiamen Air han comunicado que no van a realizar denuncia alguna ni le van a imponer ninguna multa por lo sucedido. Aducen que como era la primera vez que volaba, estaba nervioso y no sabía que no podía hacer lo que hizo.

No tuvo tanta suerte un joven que volaba en un avión de Vietnam Airlines que, estando en el aeropuerto de Ho Chi Mihn (Saigón), abrió también una puerta de emergencia. En este caso sí se disparó la rampa de evacuación produciendo el regreso a parking del avión y el cambio de todo el pasaje y el equipaje a otro aparato, para poder realizar las tareas de desinstalación y cambio de la rampa desplegada, y revisar si se habían producido daños en el sistema.

Anuncios

Este joven dijo en su defensa que estaba sentado al lado de una señor que llevaba un niño pequeño que no paraba de llorar, y que abrió la puerta para que bajara a dar un paseíto por la pista para ver si se calmaba. La compañía le impuso una multa de 625 euros por ese gesto que intentaba ser humanitario pero que pudo provocar algo más que un incidente sin demasiada importancia.