Anuncios
Anuncios

Su nombre recorre los periódicos de todo el mundo desde hace días. No resonaba popularmente, aunque sus producciones cinematográficas gozaban de un distinguido reconocimiento mundial.

#Harvey Weinstein, de 65 años, perdió en menos de 7 días, su trabajo, su familia y el prestigio que acompañaba su carrera profesional. Ha dejado de ser uno de los productores de #Hollywood más aclamados para convertirse en un hombre al que nadie ha osado defender, a excepción de Donna Karan que luego se retractó.

Los acosos y abusos sexuales que se le atribuyen habrían comenzado casi en el mismo momento en que fundó Miramax, la reconocida productora audiovisual, junto a su hermano Bob.

Anuncios

Era el año 1979, los hermanos Weinstein, por aquel entonces unidos, conformaron una dupla de éxitos cinematográficos encadenados. De la productora salieron historias como Shakespeare in love, Sexo, mentiras y cintas de vídeo y Juego de lágrimas. Con los años y los premios, los hermanos deciden vender Miramax y formar otra empresa, la Weinstein Company que continúo cosechando éxitos y reconocimiento en todo el mundo.

Desde hace algunos años, su supuesto comportamiento abusivo con las actrices que trabajaban en sus cintas comenzó a generar distintos comentarios. Dichos que no salieron a la luz, hasta hace apenas unas semanas, pero que muchas figuras del espectáculo habrían oído.

Se cree que, en 1990, Harvey abonó una cuantiosa suma de dinero a una empleada de la productora para que no denunciara los acosos sexuales a los que la habría sometido.

Anuncios

El episodio fue revelado por una ex trabajadora de Miramax al periódico Times. Una costumbre, la de "indemnizar" y callar a sus víctimas, que el productor habría sostenido en el tiempo.

Un año después, la actriz Jessica Hynes habría sido abusada sexualmente por Weinstein. Lo hizo público días atrás, en su cuenta de Twitter, pero luego eliminó la nota original y la reemplazó por un despido por no querer hacer un casting en ropa interior.

El método que Harvey Weinstein tenía, según han contado actrices como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Rosanna Arquette, era citarlas en un hotel y recibirlas en bata. A muchas de ellas les ofreció masajes, así vestido, o les pidió que se los realizaran a él.

Pese a que, presuntamente, llevaba años acosando a las actrices de sus films, recién en el año 2004 se conoció una denuncia formal hecha por Lucia Evans, acusándolo de abuso y violación.

Muchas actrices se han sumado a la polémica, asegurando que el productor les pedía informalmente que en la promoción de las películas vistieran con la firma de modas de su esposa, o de lo contrario no financiaría la difusión de las cintas.

Anuncios

Al parecer, Weinstein hacía uso y abuso del lugar de poder en el que se encontraba.

El 5 de octubre pasado, el prestigioso The New York Time, hace pública una larga listas de actrices que habrían sido víctimas del accionar del productor. Al día siguiente, el propio Weinstein, que nunca negó los hechos y hasta pidió disculpas, anunció que momentáneamente dejaba la productora. Sin embargo, días más tarde, su hermano y socio Bob, anunciaba el despido definitivo del mayor de los Weinstein de la companía.

La publicación no hizo más que ayudar a que muchas de sus víctimas tomarán fuerza y denunciaran públicamente los abusos a los que habían sido sometidas, la gran mayoría cuando recién comenzaba su carrera.

Georgina Chapman, esposa del acusado y diseñadora de modas, se mantuvo al lado de su marido, con quien tiene dos hijos, durante las primeras horas. La semana pasada ha decidido divorciarse tras declarar que lo hace en solidaridad con todas las mujeres perjudicadas y por la salud de su familia. #acoso sexual