Los 17 días que han pasado desde el #Atentado terrorista en Barcelona solo han servido para enturbiar los hechos. Después de que un importante medio de comunicación hiciera público el alerta de Estados Unidos sobre un posible ataque en Barcelona, mucho ha salido esta semana a la palestra.

Los avisos desoidos

Según El Periódico, la Generalitat recibió varias alertas de posibles atentados. Sin embargo, desde el gobierno catalán afirman que los Mossos no mantienen vínculos con agencias como la CIA o NCTC.

El primer anuncio lo hicieron el 23 de marzo, un día después de los ataques en Londres. Según el diario, Estados Unidos, envía una comunicación en la que alerta a las autoridades nacionales de un posible #Atentado en Barcelona.

Anuncios
Anuncios

El segundo de los avisos llegó apenas 24 horas después que el primero. En este se habla en concreto, según material recabado por el FBI, de hechos que podrían producirse en la Estación de Sants.

Pese a que a este comunicado, tampoco se lo consideró fiable, el gobierno de la Generalitat decidió reforzar la seguridad en la mencionada estación durante una semana.

Ada Colau, quien no quiere que se aproveche el atentado para polemizar y rivalizar entre la nación y Cataluña, ha confirmado ayer a los medios, que a ella si se le comunicó de este anuncio. La alcaldesa de Barcelona ha sostenido que la información no estaba verificada y no parecía confiable, se ultimaron medidas para prevenir y evitar cualquier incidente. Colau se muestra confiada en las fuerzas de seguridad catalanas, y asegura que si le avisaron de aquella alerta, de ser cierto el aviso último, le habrían informado.

Anuncios

El tercer aviso llegó desde la CIA el pasado 25 de mayo, en la misma se pone sobreaviso de un posible atentado en verano en Barcelona. Según la nota publicada recientemente, Estados Unidos avisaba de las intenciones del Estado Islámico de atentar y señalaba, incluso, el lugar: La Rambla.

No obstante, las máximas autoridades en relación a los atentados en Cataluña desmintieron esta noticia. Carles Puigdemont, Presidente de la Generalitat, el 'conseller' d’Interior, Joaquim Forn, y el 'major' de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, aseguraron en varias oportunidades que la polícía autonómica tenía contacto con otros cuerpos de seguridad no con agencias de inteligencia.La misma nota que alertaba sobre un posible ataque fue enviada en mismo día a las fuerzas de seguridad del Estado, es decir a Policía Nacional y Guardia Civil, al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Las explicaciones que se han ido escuchando durante los últimos días, aseguran que el comunicado enviado no se detallaba información que pudiera ser cotejada o investigada.

Anuncios

"Como no tenemos relación directa, no podemos recibir información directa de la CIA", afirmaba Joaquim Form Conseller de interior. Respuestas muy similares ofrecieron el Trapero y Puigdemont, hasta que días después confirmaron uno de los avisos.

En tres ocasiones, las autoridades involucradas en la investigación negaron la recepción de un alerta por parte de la CIA, sin embargo, en la última rueda de prensa han confirmado que si estaban al tanto del alerta, pero no era algo fiable. Las fuerzas de seguridad catalanas han descartado que los informes hayan llegado por parte de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense.

Consultados por la agencia EFE, la CIA evitó hablar del posible comunicado enviado a los Mossos y tampoco quiso confirmar o negar que mantenían relaciones en referencia a los atentados en Barcelona.