El comienzo de septiembre no solo trae días más cortos, también una lista de gastos que hace peligrar la economía familiar. Como cada año, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha hecho público el coste de volver al colegio y las actividades extraescolares.

En el mencionado informe detalla cuanto invertirá cada familia, según el tipo de centro escolar al que envía a su hijo y la etapa en la que este se encuentra.

La brecha entre los #Niños que concurren a colegios públicos y los que van a uno privado, puede llegar a ser de hasta 3.000 euros. El gasto anual de media en la educación pública es de 840 euros, en los centros concertados de 1.850 euros y en los privados más costosos de poco más de 4.000 euros.

Anuncios
Anuncios

La diferencia no es tan notoria entre las etapas educativas. El nivel inicial que ronda los 1.200 euros anuales, en los establecimientos públicos. Si los pequeños están cursan los estudios primarios, entonces el gasto por cada uno oscilará los 1.350 euros, si están en la ESO unos 1.150 euros y en bachillerato alrededor de los 1.100 euros anuales.

La escolarización se encarece según las actividades y necesidades de cada familia.

La clases de refuerzo escolar general, rondan los 10 euros la hora, sin embargo, si lo que el estudiante necesita repasar son asignaturas con cierto grado de complejidad o idiomas, el valor de la hora puede ascender hasta 17 euros.

Las actividades deportivas, fútbol, tenis, equitación y natación, que suelen ser las de mayor demanda entre los niños y jóvenes, tienen un coste que va desde los 50 euros mensuales, hasta los 100 euros.

Anuncios

Dependiendo del lugar y los elementos que requiera la acción.

Las clases relacionadas con la cultura y el arte, como dibujo y pintura, música e idiomas, son un poco más económicas, rondan desde lo 30 euros trimestrales en los centros culturales de los ayuntamientos hasta los 60 euros en academias y escuelas especializadas.

Como en las demás categorías, el comedor escolar también sufre drásticos cambios según el centro escolar al que se concurra. En los públicos ronda desde los 36 euros mensuales a los 41 euros.

La ruta o el transporte en el que los pequeños van al colegio tiene un alto coste dentro de la economía familiar. Algo que, generalmente, se utiliza para ahorrar tiempo y devolver algo de practicidad a las familias, especialmente si tiene más de un hijo, tiene un coste de 96 euros mensuales.

Este servicio es más solicitado por los padres cuanto menor el es el niño. Entre los alumnos de educación infantil y los de primaria suman el 85 % de los clientes de la ruta escolar.

La matrícula y los libros, el gasto más problemático

Pese a que el concepto matrícula lleva años instalado en la modalidad educativa, es de los gastos que más cuesta pagar, no solo por su coste sino por la cuestionabilidad de su función.

Anuncios

Abonar esa cuota anula de la que solemos estar en total desacuerdo, ronda desde los 170 euros en los establecimientos públicos a unos 600 en los privados.

Si tiene suerte y el profesor de su hijo no cambia de manual, los libros no serán una preocupación si los compra usados, o incluso los puede conseguir en los centros escolares gratis o mediante intercambio. De lo contrario, la partida presupuestaria más importante deberá destinarse a esta categoría. Unos 130 euros cuestan los libros de educación primaria y unos 300 los de Bachillerato.

La inversión en uniforme variará del centro y de las posibilidades de cada familia. La media ronda los 150 euros, sin embargo, si decide comprar dos o tres mudas y le suma los uniformes para hacer deporte y el calzado, el presupuesto se dispara considerablemente. #Vuelta al cole