Como si se tratase de una telenovela romántica, se unieron en matrimonio después de llevar juntos más de diez años (se conocieron siendo niños y, a los 18 años de edad, #Antonella decidió irse a vivir a Barcelona a estudiar y apostar por la relación). Desde entonces, han tenido dos hijos: Mateo, de tan sólo un año de edad, y Thiago, de cuatro años. Los preparativos de la boda fueron cuidadosamente vigilados para que todo saliera perfecto, no se perdió detalle alguno, y al fin llegó el gran día: el 30 de junio de 2017, fecha en que Leo Messi cumplió 30 años de edad .

La boda

Fue en Rosario, Argentina, donde #Leo Messi y Antonella dieron el emotivo "sí quiero" en la boda más esperada del año, ella con un bellísimo vestido tipo sirena (que seguro se pondrá de moda) y él con el bello traje culminaron su gran sueño de sellar ante Dios y la sociedad su gran amor, el cual empezó como un cuento de hadas.

Anuncios
Anuncios

El genio del fútbol se había unido por fin en matrimonio con la mujer de su vida, en una celebración que augura que su unión será para toda la vida. Tanto ellos como sus hijos forman un lazo entrañable que no se verá afectado jamás, los problemas más grandes en familia se pueden solucionar.

Durante la celebración fue muy solemne ver el paso de las estrellas por la alfombra roja para la boda de la feliz pareja, pero hubo dos peculiares personajes que se la saltaron: Shakira y Piqué, quienes desde meses atrás confirmaron que asistirían al enlace matrimonial aún con las recurrentes noticias de que Antonella y #Shakira no tienen una buena relación. No debemos olvidarnos que según los medios de comunicación, la mala relación entre las dos jóvenes empezó cuando Shakira llegó a la vida de Gerard Piqué; pues Antonella era íntima amiga de la entonces pareja de Gerard Piqué y no vio con buenos ojos la aparición de la cantante en la vida del futbolista (ambos empezaron su relación cuando tenían pareja, incluso en el caso de la cantante desde hace once años).

Shakira, irreverente como siempre, asistió a la boda y, aunque no participó en las fotos oficiales con la pareja no pasó nada desapercibida pues todos los invitados pedían una foto con ella, se puede decir que su rebeldía la convirtió en el foco de atención de la fiesta.

Anuncios

¿Habrá sido por morbo o por verdadera admiración? ¡Vaya usted a saber! La verdad es que su presencia dio ese tono picante y agridulce a la celebración que parecía que sería perfecta.

¡Una gran felicitación desde México para la feliz pareja!