Durante la mañana del pasado miércoles y a solo horas de que se inicie el World Pride, la policía ha detenido a tres personas por estar vinculados al Daesh. Una de ellas ha quedado detenido este sábado por haber pruebas suficientes que determinaban un posible ataque.

El principal sospecho es un hombre de origen marroquí de 32 años, que vive en la zona de Legazpi, donde se realizó el operativo. Los otros dos detenidos fueron sus compañeros de piso, quienes al parecer estaban recibiendo adoctrinamiento para ser radicalizados. El marroquí, sí tenía una relación directa con el Estado Islámico y utilizaba las redes sociales para buscar adeptos y radicalizarlos.

Anuncios
Anuncios

En la inspección se encontró una gran cantidad de material documentativo referente al Yihadismo. También se supo que intentaba captar adeptos de su entorno más cercano, el perfil de este individuo es similar a los atacantes de Londres y París.

El trabajo de la policía comenzó sobre la madrugada del miércoles, hasta el momento no se conoce si las intenciones de los detenidos era la de atentar durante las celebraciones del World Pride.

"El riesgo cero no existe, pero España es un país líder en la lucha antiterrorista", ha manifestado Soraya Sáenz de Santamaría al respecto. El país tiene el record en operaciones preventivas y es un ejemplo a nivel mundial en la lucha contra el terrorismo. #Actualidad #Terrorismo