El Centro Memorial de las Víctimas ha presentado el balance del terrorismo en territorio español durante el año 2016 y lo primero que sorprende es que el aumento de menores españoles que buscan ser yihadistas y que intentan incorporarse en grupos terroristas que están atemorizando a la población de los territorios de Irak y Siria.

Entre los años 2003 y 2008 sólo hubo un caso. En todo el 2016, se han llegado a conocer 13 casos (once de los cuáles están pendientes de que tenga lugar el juicio).

Lo que más ha sorprendido a los expertos es que el proceso de radicalización en menores es mucho más rápido que lo que se esperaba.

Anuncios
Anuncios

La mayor parte de estos menores poseían la nacionalidad española aunque suelen ser de origen marroquí y suelen residir en Cataluña, #Ceuta y Melilla.

Y su radicalización suele hacerse a través de internet, normalmente proceden de familias muy pobres, rodeadas por situaciones muy complicadas que puede provocar que no haya un control por un tutor o un familiar.

Lo bueno de este balance es que a lo largo del año 2016 no falleció ningún español en algún ataque terrorista, mientras que en el año 2015 fallecieron seis en ataques que tuvieron lugar fuera de las fronteras españolas y hubo un total de doce heridos en ataques sucedidos en Berlín, Bruselas y Nueva York. Y se han liberado tres periodistas que habían sido secuestrados en Siria.

Desde que tuvo lugar el atentado del 11-M en #España se han detenido más de 700 sospechosos

Gracias a estas acciones se han detenido personas que se dedicaban actividades delictivas como enaltecimiento, adoctrinamiento, captación, reclutamiento y apoyo al terrorismo yihadista, lo que ha permitido desarticular varias células terroristas que estaban dispuestos a atacar en España, de manera inminente.

Anuncios

Se ha contabilizado un total de 204 ciudadanos españoles o que residían en España a lo largo del 2016 que se han desplazado a Irak o Siria para formar parte de las filas de los grupos yihadistas y se conoce que unos treinta han retornado a España. En Francia, el número es mucho mayor, ya que han llegado a 1700 ciudadanos.

Un 80% de los españoles afines se unen al DAESH y el 20% forman parte de Al-Qaeda. Y, al menos, ya se tiene conocimiento de que han muerto 45 ciudadanos españoles durante los combates o realizando ataques terroristas. Desde que España se encuentra en nivel 4 de alerta antiterrorista, se han arrestado a 165 personas por #Yihadismo