#Madrid es una de las ciudades más pobladas de Europa, con 3,1 millones de ciudadanos censados y cada vez aumenta más el número de turistas que llegan a la ciudad para conocer el Palacio Real, los jardines de la Plaza de Oriente, Gran Vía, tomarse una cañita por la zona de La Latina...

Pues bien, en toda la ciudad sólo hay 23 aseos públicos lo que implica una necesidad urgente para una ciudad como es Madrid. Por esta razón, el Ayuntamiento gobernado por #Manuela Carmena ha decidido conceder la concesión de los aseos públicos a la empresa Clear Channel que va a tener que poner en funcionamiento un total de 130 inodoros públicos aunque ya llevan la friolera de ocho meses de retraso y no se sabe muy bien cuando se terminará el ambicioso proyecto a causa de las autorizaciones necesarias por parte del Canal de Isabel II, que han sido más complicados de lo que se pensaba.

Anuncios
Anuncios

El coste para poder emplear estos nuevos inodoros será de tan sólo diez céntimos, serán accesibles para ciudadanos con movilidad reducida y tendrán la función de autolimpieza. Y la mayor parte de estos nuevos inodoros se instalarán en las zonas con más tránsito de la ciudad y en las cabeceras de los autobuses públicos.

Actualmente sólo habría tres puntos para poder hacer nuestras necesidades: Tirso de Molina, Jacinto Benavente y en la plaza de Isabel II. También hay uno en la plaza del Emperador Carlos V muy próximo al Museo Reina Sofía, en el paseo de Pintor Rosales y en la calle Serrano.

Pero, en distritos como Carabanchel, Chamberí, Latina, Hortaleza, Vicálvaro o Moratalaz no hay ni un sólo wc publico, lo que demuestra que en Madrid hay una necesidad de este tipo de servicios, no un gasto estúpido por parte del actual gobierno.

Anuncios

Se espera que con la instalación de estos aseos públicos se acabe con el problema de la suciedad, las bacterias y los malos olores que provocan los orines en la calle. No sólo se quieren instalar para las personas que viven en la calle, también, para los turistas que se pasan el día pateando las calles, los trabajadores o los ciudadanos a los que les puede entrar las ganas en cualquier momento y no les apetece hacer sus necesidades en medio de la calle o pagar un café en un local para poder utilizar los baños.

El punto con más baños públicos, casualmente, es el Parque del Rey Juan Carlos que está en la zona norte y a las afueras de la ciudad, por lo que no es de gran utilidad, ya que, hay varios recintos publicos en la zona como son Correos o Ifema.