En Hondarribia (Guipúzcoa) nos estamos encontrando con una situación excepcional: arquitectos, ingenieros, aparejadores y constructores se acercan, hasta esta pequeña localidad, con la idea principal de conseguir información sobre el secreto de dos bloques, realizados, totalmente, en #madera de pino, de tipo radiata.

No encontramos ni rastro de ladrillo, ni de hormigón o de hierro. Han sido 65 viviendas de protección oficial que se han realizado empleando una técnica proveniente de los países nórdicos.Estamos ante el edificio de mayores proporciones, y de más altura, realizado con esta técnica y, sorpresa: completamente de madera, de la zona suroeste del continente europeo.

Anuncios
Anuncios

Estos inmuebles se han realizado en 14 semanas de trabajo, gracias a unir 2200 metros cuadrados de paneles de madera, tipo contralaminada, que ha sido extraída de bosques cercanos.

Gracias a este tipo de construcción, tenemos unas viviendas de gran calidad, que se caracterizan por un consumo energético cercano a cero y que son completamente sostenibles con el mediambiente, basándose en el máximo respeto. Las tarimas de 16 metros de largo por 21 cms de grosor son capaces de encajar, como si fueran un auténtico puzzle, para poder formar las viviendas, gracias a las últimas técnicas en bioconstrucción. Gracias al empleo de yesos, que recubren los paneles de madera (que son los encargados de formar los suelos, paredes, techos, muros de carga y cubiertas de los inmuebles), los residentes en las viviendas van a ser capaces de ahorrar energía, regular la humedad o sentir el aire más puro; o sea, que van a mejorar su salud y la sensación de comodidad de sus habitantes.

Anuncios

Además, el tamaño es bastante grande, son 32 viviendas de protección oficial, en venta; y, 33 en alquiler (15 de las mismas irán directamente para el Ayuntamiento, a cambio de la cesión del terreno). El precio de un piso de dos habitaciones es de 129.764 euros y, el de tres habitaciones, 164.355 euros.

Estamos ante unas construcciones que forman parte del proyecto "Viviendas de madera" que intenta unir los sistemas de construcción más avanzados con este material como base.