Miguel Ángel de Casas, presidente de Autismo España, explica que un estudio de Estados Unidos confirma que cerca de “la mitad de los niños con #TEA sufre acoso escolar”. Esta investigación que se desarrolló durante un año -aclara Casas- corrobora que “el 46,3% de los niños fueron víctimas de acoso mientras que en la población sin este tipo de trastorno el porcentaje fue del 10,6%”.

Casas lamenta que el contexto escolar no proporcione las herramientas necesarias para hacer que en este entorno se facilite la "inclusión social". En esta línea, entiende que estas premisas generan el caldo de cultivo para que estos alumnos puedan sufrir con más facilidad acoso".

En este sentido, Ruth Vidriales, responsable de asesoramiento técnico de Autismo España indica que para evitar el acoso es imprescindible la “concienciación" así como políticas de prevención además de contar con la complicidad de la sociedad en general y, en especial, de todos los actores sociales que intervienen en el proceso educativo.