Tras muchas manifestaciones de diversos colectivos y polémica, un juez del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha resuelto prohibir la circulación del autobús fletado por la organización HazteOír.org, mientras no retire su mensaje contra los transexuales. El juez entiende que el mensaje que se difunde no se limita a exponer unas ideas sino que hiere la dignidad de un grupo de personas.

Sin embargo, la organización mantiene su postura poniendo en marcha un remolque con parte del mismo mensaje por el que se detuvo el autobús, modificado tan solo con unos interrogantes.

El pasado martes 28 de febrero, la Policía Municipal de Madrid procedía a la inmovilización de un autobús que circulaba por la Comunidad publicitando una campaña “en contra” de los niños transexuales. El entrecomillado es debido a que desde HazteOir.Org mantienen que el autobús tan solo anunciaba una realidad biológica obvia.

El lema que se leía en el llamativo vehículo de color naranja decía: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen si naces hombre eres hombre. Si eres mujer seguirás siéndolo”. Según la portavoz municipal de Madrid, Rita Maestre, el autobús incumplía no solo con las ordenanzas municipales en cuanto a movilidad sino también en cuanto a publicidad.

La ciencia ha demostrado hace tiempo que la #Sexualidad no tiene porqué depender exclusivamente de los órganos genitales, en este sentido hay niñas que nacen con pene y algunos niños con vulva. La publicidad expuesta en el autobús es engañosa y atenta contra una minoría especialmente vulnerable, niños y niñas que nacen diferentes al resto.

Desde la organización HazteOír.org tenían prevista una gira para el autobús que les llevaría a visitar Valencia y posteriormente Barcelona, diversos representantes de ambas ciudades manifestaron que se trataba de una visita non grata.

No es la primera vez que desde esta organización se manifiestan, de hecho cuentan con su propio diario digital (actuall) y varias plataformas desde las que organizan campañas, especialmente contra los colectivos transexuales, de gais y de lesbianas. Se manifestaron en contra de lo que llaman “Leyes de Adoctrinamiento Sexual”, enviando unas 100 000 guías a los equipos directivos de distintos colegios, y emails a las asociaciones de padres. La guía llevaba por título “¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio?”.

En realidad se trata de todo un alegato contra la diversidad sexual, mantienen que educando a los niños en la diversidad se les está imponiendo una ideología contra natura que puede llevarles a confusión.

También luchan por la retirada de la televisión infantil pública de una serie en la que dos mujeres se casan, apelando a la responsabilidad e influencia social que tiene la televisión. Así mismo, han conseguido que se retire un anuncio del Corte Inglés , tras recoger 21.000 firmas, en el que aparecía una pareja de padres homosexuales forrando los libros de sus hijos. También intentaron lo mismo con uno de los anuncios de la campaña de Coca Cola llamada “Familias”. Han organizado vigilias frente a clínicas abortivas. Y uno de sus objetivos más directos es la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por su apoyo al aborto, “si votas Cifuentes, votas aborto” era el lema que mantenían en época electoral.

En enero de este año, la organización invitó a Madrid al ponente Richard Cohen, que considera la homosexualidad como una enfermedad para la que él ofrece una cura.

Todas estas ideas no dejan de ser el reflejo de un sector, afortunadamente, cada vez más minoritario en la sociedad española, que proviene de la “vieja España”, que consiguen hacerse oír de vez en cuando con campañas de este tipo y que en el fondo son útiles para ayudarnos a reflexionar a todos sobre cuestiones como la #Libertad, la evolución de la sociedad y los límites de la libertad de expresión en la democracia, para que podamos luchar por elegir cómo debería ser el mundo en el que queremos vivir. #Educación