El primer #Paro de mujeres se realizó en Islandia, en el año 1975. En octubre del año pasado, las mujeres polacas se autoconvocaron para rechazar un proyecto de ley que penalizaba el aborto, incluidos los realizados por una violación o los espontáneos. La ley no fue aprobada y el ejemplo de esas mujeres repercutió en todo el mundo.

Apenas unos días después de la movilización en Polonia, Argentina organizaba una movilización y un paro de una hora para pedir respuestas urgentes a los femicidios que se producían en el país. La semana previa a la marcha se registraron 7 femicidios en 7 días. Algunos de ellos aberrantes, si cabe la posibilidad en un femicidio que de por sí ya lo es, con empalamientos y violaciones.

Bastaron 20 días para que las mujeres polacas se pusieran en contacto con organizaciones pro derechos humanos y de mujeres y se unieran a nivel mundial. Así ha surgido la idea de un paro internacional y una frase que apoya y acompaña las marchas "Solidaridad es nuestra arma".

“Sabemos que el mundo está pasando por una fase de crisis, pero no aceptamos ser víctimas de ella”, sostiene el comunicado enviado a la prensa. Los países comenzaron a sumarse a esta idea de defensa colectiva, que busca a través de la unión acabar con la violencia en todas sus formas.

Algunos de los países que esperan que, este 8 de marzo, sea un día de la mujer diferente son: Alemania, Argentina, Ecuador, Escocia, Chile, Corea, Irlanda del Norte, Irlanda del Sur, Corea del Sur, Israel, Italia, Rusia, Salvador, México, Perú, Polonia, Turquía y Suecia.

Klementyna Suchanow es una de las mujeres que iniciaron el movimiento en Polonia, lleva días de trabajo excesivo, coordinando la prensa y la comunicación del paro de mujeres.

¿Cuántas ciudades han confirmado que se sumarán al paro de mujeres este 8 de marzo?

Hasta ahora son un poco más de 300 localidades en 51 países.

¿Cuál sería el resultado con el que crees se habría cumplido el objetivo de este paro?

El resultado concreto (leyes, protección etc.) no llegará al siguiente día, será un proceso.

Sentimos que a pesar de la ola de ultra conservadurismo al final nosotras, las mujeres vamos a ganar, porque estamos en cada lugar, somos más de 50% de la población, porque esta iniciativa nos da mucha energía para seguir luchando, y al final, porque lo merecemos como seres humanos.

¿Piensas que las diversas formas de violencia a la que se enfrentan las mujeres en todo el mundo está relacionada con la educación machista o con una manera de ejercer poder de tradición ancestral?

Tiene que ver con ambas cosas. En lugares donde no hay tanto machismo como en mi país (Polonia), el patriarcado esta apoyado por la iglesia y ahora el nuevo gobierno y sus discursos misóginos esta introduciendo los valores de la vida "tradicional", es decir una vida donde no hay lugar para mujeres, sino en la cocina y cama. Se ve muy claramente como el ejemplo que viene desde arriba puede influir en la formación de la nación.

¿Cuál es el mensaje que te gustaría transmitirle a las mujeres este 8 de marzo?

El siglo 21 es nuestro. Es un siglo de mujeres. #Violencia de género