Él juez de Instrucción 5 de Lliria , Valencia, ha ordenado la prisión provisional, comunicada y sin fianza para el valenciano #Paco Sanz, acusado de desviar los fondos recaudados para su tratamiento.

“No todos somos iguales, el 99 % es verdad” decía a manera de reproche Paco Sanz cuando saltaba a la luz el caso Nadia Nerea. El valenciano ha sido detenido junto con sus padres, acusado de estafa, blanqueo y apropiación indebida por recaudar dinero para tratar su enfermedad. El operativo se ha llevado a cabo en Pobla de Vallbona, Valencia, el pasado miércoles.

Paco Sanz González de Martos, tiene 46 años y desde hace tiempo pide dinero para tratarse del síndrome de Cowden. Pese a que la detención se ha realizado en el domicilio familiar, la primera denuncia por estafa ha sido efectuada en Vallecas, Madrid. Por eso es la Policía Nacional quien interviene directamente en el operativo. Tras el operativo policial, en el que se ha solicito personal sanitario, el acusado ha sido llevado al Hospital zonal, por una presunta descompensación.

Los padres de Paco Sanz, han quedado en libertad con cargos, a la espera de que el juez los llame para declarar. La Policía Nacional sospecha que los progenitores están implicados y conocían la trama de su hijo.

Con muchas similitudes con el Caso Nadie, Paco Sanz comenzó a hacer pública su supuesta enfermedad hace 6 años, al principio desde las redes sociales y su página web, hasta que su problema llegó a los medios de comunicación. Se declaraba un amante de la vida y por eso pedía ayuda económica para poder tratarse en Estados Unidos esta enfermedad que le ocasionaba hasta unos 2 mil tumores.

Cuando este miércoles al ser detenido, los medios de comunicación le preguntaban al respecto, el valenciano ironizaba con que no se había comprado un coche con el dinero de las donaciones, sino que había adquirido 14 vehículos. Desde que la posible estafa saliera a la luz, muchos han sido los testigos que dicen haber visto a Sanz con un móvil de alta gama y un coche de lujo.

Según cuenta Paco Sanz en su web, a los 38 años le detectaron esta enfermedad considerada rara. Apasionado de los deportes y las actividades benéficas, Sanz notó que se le caía el cabello y acudió al especialista. Desde el 2009 que padece este mal, pero fue en el 2011 cuando lo hizo público con el fin de recaudar fondos.

“Rara vez me siento bien y siempre me duele algo” asegura desde su página oficial, en la que detalla su día a día y su intención de someterse a un tratamiento experimental en Estados Unidos. También sostiene que han gastado todos sus ahorros, el de él y el de sus padres, incluso que ha llegado a vender la casa familiar. El hombre que aseguraba le quedaban 6 meses de vida si no hacía una cura en fase de investigación, cuenta también que solo en 4 meses tuvo que gastar 24 mil euros para curarse.

Según el abogado de Paco Sanz, su defendido se ha negado a declarar por indicación suya y, sostuvo además, que en el operativo no se ha hallado material relevante. La causa está bajo secreto de sumario y la investigación es llevada a cabo por la Jefatura Superior de Policía de Madrid. #caso Nadia