En una rueda de prensa ofrecida el pasado martes, el presidente de Hazte Oír, explicaba los motivos por los que habían decidido la campaña. Con ella intentaban poner de manifiesto ciertos aspectos de la educación sexual ofrecida en los colegios, promocionando lo que ellos han denominado “el libro prohibido”. Un documento que ha comenzado a difundirse desde noviembre del año pasado, en el que se denuncia, según Hazte Oír, la imposición de ciertas “doctrinas” sexuales que se imparten en las escuelas españolas. El texto puede solicitarse desde la página web de la entidad.

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, ha asegurado ayer en ruede de prensa que “quieren destruir los derechos fundamentales, quieren que el miedo impida a cualquier otro ciudadano a alzar su voz”.

Anuncios
Anuncios

También ha manifestado “imposiciones de las ideologías de género”. Pese a que la intención de la ONG era que el autobús de la polémica visitara Valencia, Zaragoza, Barcelona, San Sebastián Bilbao y Vitoria, algunas comunidades ya han anunciado que multarán al transporte su ingresa por sus calles. #Transexualidad #Identidad de género