Según el científico Español Eduardo Punset "la monogamia no es natural" pero de acuerdo a la experiencia de muchos: la edad, la condición familiar y social, la educación, la moral y las experiencias amorosas hacen que una persona actúe de una manera u otra a la hora de elegir una pareja, de mantenerse a su lado y serle fiel o no.

Amar es un sentimiento profundo que se apodera del corazón y que muchas veces le nubla el entendimiento al ser humano

Pero, ¿se puede amar a dos personas a la vez?

Se puede amar a 2 hermanos, 15 primos, 3 amigos, 5 vecinos, pero… ¿por qué no a 2 hombres o 3 mujeres?

Sí se puede, los Musulmanes lo saben, todo es cuestión de ¨cultura¨ o ¨moral¨ pero por sobre todas las cosas de una decisión personal y a veces hasta de la edad. A los 16 años tanto hombres como mujeres sueñan con ese primer y dulce amor ¨para siempre¨ y cuando creen haberlo conseguido le juran amor eterno hasta que se dan cuenta que el mundo está ahí, en la palma de la mano y que hay muchas más mujeres y hombres por conocer, quienes se atraviesan en el camino de esos amores eternos que se acaban en 6 meses o un año.

Después de los 25 los amores cambian porque se está en busca de esa persona perfecta para construir una familia, hacer el hogar perfecto y cuando él o ella lo consiguen, vienen momentos de romanticismo y pasión hasta que se casan, procrean y realizan sus sueños, los cuales a veces se transforman porque surge la monotonía y los hijos pasan a ser el centro a atención. En este punto, la vida está ahí, llena de personas satisfechas o insatisfechas, con valores o sin ellos, dispuestas o no a caer en tentación, a dejarse llevar o simplemente vivir en función de la educación, los valores y la moral que cada quien recibió o se impone a sí mismo.

Amar a dos no es una situación de herencia o de fidelidad, es una decisión personal que se escuda ¨en el amor¨. Amor a la familia que no se quiere perder, amor al amante que te llena de emociones y sensaciones que se perdieron en el matrimonio o amor a uno mismo que no ve más allá de lo que puede suceder con ese amante o esa familia. Amar a dos es sólo el resultado de vacíos que se sienten, de tentaciones que no se evitan, de promesas incumplidas que no debieron darse. Si todos pueden ser fieles ¿Por qué no lo son? Es una decisión personal, no es culpa de la herencia o de los genes.

En el caso de la mujer, quien hoy en día es tan infiel como el hombre, el problema se ve desde otra perspectiva, algo machista por demás, y es el hecho de que su #infidelidad puede acarrear un problema de paternidad, para el cual hoy en día existe la prueba de ADN, pero si ella está casada, el mismo machismo le impide al esposo ¨aceptar¨ que su pareja le ha sido infiel.

Pero amar a dos no es algo nuevo, es algo prohibido y lo prohibido es la máxima tentación…que lo digan Adán y Eva, eso sí lo heredamos. Si amar a dos es bueno, malo, natural o prohibido, si tiene que ver con los genes, la educación o la integridad, es una decisión personal que a veces trae consecuencia que a la larga hay que enfrentar. #AmaraDos