Esta semana se ha celebrado el 30 aniversario de uno de los juicios más polémicos de la historia de España, el conocido como "Juicio por el aceite de #colza" y por todas las consecuencias que provocó su uso.

Todo se inició durante la primavera de 1981, el 1 de Mayo de ese año apareció el primer caso y el 10 de Junio ya se sabía la causa del mismo. En total, fallecieron 1.100 personas y se vieron afectadas más de 20.000.

No fue hasta el año 1989 cuando el Tribunal Supremo de España consideró probado la relación entre el consumo de aceite de colza desnaturalizado y los síntomas de las enfermedades, que padecían los afectados.

Anuncios
Anuncios

Declararon culpables a los industriales que se ocupaban de la distribución y comercialización del aceite; además, el Estado pasó a ser Responsable civil subsidiario. Y, todo, por un claro "afán de lucro", aunque fuese a costa de la salud de los demás. Sobre todo, los afectados provenían de las zonas más pobres de la zona sur de la Comunidad de Madrid.

El aceite de colza no estaba permitido en España, para su consumo alimenticio (aunque si se hacía en las Islas Canarias). Aunque se mezclaba con un colorante, para separarlo del aceite de cocina, sus distribuidores consideraron que sería buena idea destilar el aceite a altas temperaturas y revenderlo en mercadillos ambulantes (donde no existía ningun tipo de control sanitario).Al finalizar el juicio, los responsables fueron castigados con penas que no tenían nada que ver con lo que solicitaba el fiscal, el popular Eduardo Fungairiño.

Anuncios

Aunque se consideró demostrada la relación entre el aceite y la enfermedad, no se consideró que existiese delito de homicidio.

Siendo honestos, también, se han abierto investigaciones paralelas que señalan que la enfermedad podría estar provocada por el uso de plaguicidas y por una partida de tomates envenedados (coincidió que la primera víctima mortal fue un niño de 13 años, de la población de Torrejón de Ardoz. Y, allí había conocimiento de la caída de elementos tóxicos, que provenían de los vuelos de la USAF, en susodicha localidad).