Las invasiones bárbaras (Les invasions barbares en francés) del director canadiense Deny Arcand es consecuencia de otra cinta que él mismo realizó hace diecisiete años “El declive del el imperio americano donde se utilizan los mismos personajes que pertenecen a una clase media, son intelectuales canadienses y franco hablantes.

"Rémy está convencido de que entramos en una época de barbarie. Cree que la cultura occidental, la que nació con Dante y Montaigne, está a punto de desaparecer. Le parece muy importante conservar los manuscritos, como en la Edad Media. Y ése será el papel de Natalie, la heredera de su biblioteca" (Farriol, 2010).

Anuncios
Anuncios

Una biblioteca que muchos apreciarían, pero hasta que punto una adicta a la heroína sabría al menos cual es su valor; por el hecho de suministrar algo de tranquilidad a Rémy, Natalie refleja esa belleza no como un artificio o estereotipo de persona destruida, por el contrario, es madura o por lo menos consciente de su realidad, cruda, inteligente y eso fue lo que este hombre con la muerte encima logró ver en ella, una ágora llena de vida, sabiduría y sin miedo a nada.

Las conversaciones excéntricas que abordan reflexiones de una sociedad caída pero jamás destruida, un cáncer dominante en una mentalidad racional y una consciencia sucia que se ve doblegada ante una #Droga como la heroína, que desde una visión arcaica es la eutanasia, un aliciente a una realidad dolorosa y culposa donde Rémy y Natalie encuentran un conexión diferente a una sexual o familiar.

Anuncios

Un lazo de vida, además de filosófico, que traspasa un efecto de la droga para convertirse en una forma de experimentar la cumbre entre los estereotipos, el poder para decidir cuándo morir y en compañía de todos los personajes que no ven ningún problema en el tratamiento, reuniendo a viejos amigos, recuerdos, secretos y dolores que solo la heroína y en este caso es la manera de interpretar la #Eutanasia, podrá terminar con una vida sin embargo dará la luz a nuevas oportunidades y experiencias que ni todo el dinero del mundo compraría. #Cine