Buscar la palabra felicidad en Google, arroja más de 98 millones de opciones. Sin embargo, sí lo que se está buscando es cómo lograrlo, el buscador más importante del mundo solo tiene algo más de un millón de opciones.

Diego Kerner, escritor argentino, se muestra optimista respecto a la enseñanza de la felicidad con los más pequeños de la casa. ¿Es posible acercarlos desde un aprendizaje cotidiano a realizarse y sentirse pleno?

“¡Quiero creer que sí, y si bien nunca es tarde para buscar ser más feliz qué mejor etapa que comenzar desde niño! Creo que, si fuéramos capaces de educar niños más felices, plenos, que quieran ser protagonistas de sus propias vidas, también estaríamos construyendo un mundo mejor.

Anuncios
Anuncios

Sostengo que la gente que es feliz, tiende a ser más humano, solidario y compasivo con los otros.”

El autor de Lunes Felices, combina distintas técnicas aprendidas desde la neurociencia, la psicología y las artes marciales, como herramientas que acercan a un conocimiento personal profundo. #Calidad de vida