La presidenta de la Asociación Montessori Internacional en España, Ana Juliá Barnadas, resume el método ideado por María Montessori para educar a los más pequeños en autodisciplina y libertad.

Un centro educativo Montessori puede reconocerse por algunos aspectos que, independientemente del sitio geográfico en el que se encuentre, mantienen en común.

En las escuelas que imparten esta metodología el ambiente debe ser de libertad, tanto en el acceso a los materiales educativos como a los espacios. Esto requiere de una gran autodisciplina por parte de los niños, que tienen pocas normas, pero de riguroso cumplimiento.

La pedagogía Montessori requiere de un ambiente de concentración individual o grupal (según las edades) para el trabajo. El maestro no es quien imparte los conocimientos, sino un guía entre los materiales didácticos y los pequeños.

El método Montessori es, para sus precursores y defensores, una filosofía. Existen una veintena de colegios en toda España que imparten clases bajo su influencia, pero también puede aplicarse en casa. Toda #Educación y ambiente que favorezca la autonomía, la autoestima, la responsabilidad y la libertad, estará de alguna manera, aplicado las ideas de María Montessori.