Según la organización Mundial de la Salud (OMS) una cuarta parte de la población adulta confiesa haber sufrido algún tipo de maltrato durante su niñez. Se considera maltrato infantil, cuando los menores de 18 años sufren abusos y abandonos por parte de los adultos.

El maltrato puede ser tanto físico como psicológicos, son también parte de ellos los abusos sexuales, la explotación y a negligencia por parte de personas mayores que estaban a cargo de ellos.

Las consecuencias del maltrato infantil pueden prolongarse durante toda la vida. La misma entidad estima que cerca de 41 mil niños mueren anualmente de forma de violenta.

Anuncios
Anuncios

Cifra que dista mucho de la realidad, porque muchas muertes son causa de la imprudencia de los padres. Muchos niños fallecen a raíz de las consecuencias de haberse quedado solos. Es frecuente que los fallecimientos de niños por intoxicación, ahogamiento o quemaduras, no engrosen la lista del maltrato, sino de tragedias domésticas.

Los niños menores de 4 años y los adolescentes son los más propensos a recibir maltrato por parte de sus progenitores. Cabe desacatar que los niños son siempre víctimas y pese a los factores que pueden llevar a incidir, nunca puede ser juzgado por ello. #Enfermedades