Cerca de un millón de niños españoles nacen al año mediante la técnica de la #Gestación Subrogada, popularmente conocida como “vientre de alquiler”. Hace apenas unos días, 3 personas eran detenidas por, presuntamente, haber pagado por una bebé en Cádiz.

“No ha habido ningún tipo de pago por su propio hijo, su propio bebé.” Así lo explica el abogado Carlos Aranguez, defensor del padre biológico de la beba que está bajo la custodia de los Servicios Sociales. El letrado asegura que, Juan José el padre biológico, no ha pagado más que lo que cualquier padre haría, ropa de bebé, canastilla y la inseminación artificial que ha corrido por parte del padre.

Anuncios
Anuncios

La madre y Juan José eran amigos, sin embargo ella habría contado a una trabajadora social que le pagarían unos 10 mil euros cuando diera a luz. En otra oportunidad, se ratificó y dijo que había sufrido un aborto.

El abogado justifica la no venta, aludiendo que si su cliente dispusiera de 10 mil euros, se habría marchado a Estados Unidos o Ucrania, donde el procedimiento tiene ese coste y es legal.

“No hay ningún presunto delito” asegura el defensor que además sostiene que hay una acusación especial por ser su patrocinado una persona de escasos recursos económicos. Lo cierto es que los tres implicados han tenido durante las interrogaciones varias contradicciones. Una de las pistas que siguió la Guardia Civil apunta a ciertos dichos ofrecidos por la madre a los vecinos donde les manifestó que la niña había nacido muerta.

Anuncios

Los hechos ocurrieron en Cádiz, hace apenas unos días, cuando la Guardia Civil detenía a los tres implicados, la pareja y la madre de la niña, por sospechar que esta última habría vendido a su hija. Se cree que la mujer ha actuado como “vientre de alquiler”, sin embargo en las declaraciones ha manifestado desde que el embarazo fue producto de un romance de verano, hasta confesar la inseminación en una clínica de Málaga.

La madre de la niña tiene 28 años y dos hijos, el juez que actúa en la causa, ha suspendido la patria potestad de la mujer y ha solicitado una prueba de ADN al supuesto padre biológico. La niña está bajo el cuidado de los Servicios Sociales de Andalucía.

Los tres implicados en este caso han sido puestos en libertad con cargos. La niña fue entregada a la pareja cuando tenía 3 días de vida. Vivió con ellos en Almería durante 18 días, hasta que pasó a los Servicios Sociales.

“La niña estaba perfectamente cuidada”, sostiene el abogado de Juan José, que asegura que no ha habido alteración de la filiación y que la inscribieron correctamente en el registro civil.

Anuncios

A su vez que la transferencia bancaria ha sido para comprar enseres que le hicieran falta a la niña. “No hay compensación económica” aclara el abogado del padre de la menor y explica que el importe total no superó los 4 mil euros. El dinero, según la defensa, se destinaba para pagar las facturas de la clínica y cubrir las necesidades básicas de una mujer embarazada. El letrado remarca que ser mil eurista, gitano y homosexual ha sido un agravante para que le retiraran la custodia de la niña.

La gestación subrogada en España es ilegal y no carece de regulación. #Familia