En la encuesta #PISA de 2015 se evaluó a cerca de 540 000 estudiantes de 15 años de edad en 72 países, sobre sus competencias en ciencias, lectura, matemáticas y resolución de problemas de manera colaborativa. En esta ocasión, la disciplina principal eran las ciencias, cada vez más importantes para la economía y la sociedad actual.

De los 72 países y economías evaluados en este periodo, Singapur tuvo el mejor resultado y los países de la OCDE que obtuvieron mejores resultados fueron Japón, Estonia, Finlandia y Canadá. Pero los adelantos en ciencia y en tecnología han superado los avances en #Educación. Solamente doce países han mejorado mucho desde la última prueba de ciencias desde 2016, incluidos aquellos países de alto rendimiento como Singapur y los de bajo rendimiento como Perú y Colombia.

Anuncios
Anuncios

Y el 13% de los mejores estudiantes del mundo provienen solo de cuatro provincias de China.

En torno a uno de cada 10 estudiantes en el conjunto de los países de la OCDE (uno de cada cuatro en Singapur) tiene un rendimiento de nivel máximo en ciencias. Sin embargo, en toda la OCDE, más de uno de cada cinco estudiantes no alcanzan el nivel de competencias básico: solo en Canadá, Estonia, Finlandia, Hong Kong (China), Japón, Macao (China), Singapur y Vietnam al menos nueve de cada 10 estudiantes de 15 años de edad poseen los conocimientos básicos que todo estudiante debería tener antes de concluir los estudios.

Por otro lado, la brecha de género en ciencias tiende a ser menor que en competencia lectora y matemáticas, aunque, por término medio, en 33 países y economías la proporción de estudiantes de alto rendimiento en ciencias es mayor en el caso de los chicos que en el de las chicas.

Anuncios

Únicamente en Finlandia hay mayor probabilidad de que las chicas tengan un rendimiento superior al de los chicos.

Uno de cada cuatro chicos y chicas aspira a tener una profesión relacionada con las ciencias, aunque las elecciones son muy distintas: ellas, en su mayoría, buscan puestos relacionados con la salud, y ellos eligen convertirse en profesionales de las TIC, científicos o ingenieros.

Asimismo, el informe destaca que los estudiantes más pobres tienen tres veces más probabilidades de tener un bajo rendimiento que los estudiantes más ricos, y los estudiantes inmigrantes tienen más del doble de probabilidades que los no inmigrantes de tener un rendimiento bajo.

En lo que respecta a España la encuesta revela que los alumnos españoles de 15 años todavía está muy alejada de llegar al nivel que existe en las escuelas de Singapur y Finlandia. Del mismo modo, señala que nuestro país se sitúa en un nivel 3 de un total de seis niveles. En el quinto y en el sexto se encuentran los países superdotados (no hay ninguno, en realidad el que más lejos llega es Singapur, en el 4) y por debajo del 2 figuran sistemas educativos como el brasileño.