Los derechos de los niños son universales, pero la crisis en Siria se los ha expropiado. Casi 3 millones de niños no va a la escuela y trabaja en condiciones deplorables para ayudar a sus familias. Save the Children, entidad que denuncia esta situación constantemente, asegura que no solo en Siria son empleados los menores de edad en condiciones claramente ilegales, también lo hacen en los países donde piden asilo.

Anuncios

La misma ONG sostiene que, dos cuartas partes de las familias sirias, tienen uno o más hijos menores de edad trabajando. La situación en los países vecinos no difiere, la mayoría de los menores está empleado en fábricas textiles.

Pero no solo los países con crisis humanitaria como Siria se enfrentan a este flagelo, en sitios como México, la agricultura emplea a más de 2 millones de niños cada año. No muy lejos de allí, en Ecuador, el trabajo infantil aumenta hasta en un 30 % para esta época del año. Niños que son obligados a mendigar, lustrar zapatos, cuidar coches. También está prohibido que los menores acompañen sus padres en ese tipo de actividades. #Infancia