Los datos que las instituciones abocadas a erradicar el trabajo infantil emiten, son números altos que conmueven. Por la cantidad de menores haciendo lo que no deberían y porque es difícil imaginar un hogar que no tenga un producto que, en su proceso, no haya utilizado a menores.

Móviles, coches, infusiones, ropa, ordenadores cuesta encontrar objetos de uso diario libres de trabajo infantil.

En las minas de oro de Bolivia trabajan cerca de 45 mil personas, 15 mil de ellas son niños. La yerba mate, la infusión más bebida en Argentina y Uruguay, después del agua mineral, es cosechada en la provincia de Misiones, en el norte del país, por miles de niños que dejan la escuela para trabajar y ayudar en sus casas.

Anuncios
Anuncios

En la extracción de cobalto, material que se utiliza en objetos tecnológicos como móviles, ordenadores y teléfonos, también trabajan niños. En la República Democrática del Congo existen dos clases de extracciones d minerales, las reguladas y las que no lo están. Es justamente en ellas donde muchos de los mineros son menores de edad. Además de los peligros que de por sí conlleva trabajar en una mina, la exposición al cobalto puede producir cáncer de lengua e innumerables afecciones respiratorias.

Unicef denomina al trabajo infantil como “invisible”, es decir que quienes los emplean procuran mantenerlos ocultos. Esto dificultad la detección y la ayuda. Algunos datos confirman que la mayor cantidad de menores que trabajan son niñas contratadas para el servicio de la limpieza.

En Benín, África, es frecuente que las familias más pobres del interior del país envíen a los pequeños solos hasta la ciudad.

Anuncios

Allí suelen ser empleados para limpiar casas y comercios, en el mejor de los casos, porque las mafias que trafican con menores están a la orden del día esperando sus llegadas.

Un informe publicado por Unicef en el año 2011, aseguraba que alrededor de 246 millones de niños trabajaban en todo el mundo. Más de la mitad lo hace en condiciones donde corre riesgo su vida y su integridad física. Las consecuencias físicas del trabajo en la mina, como en el Congo o en Bolivia, pero también la exposición a químicos y pesticidas en plantaciones agrícolas de Latinoamérica.

Cerca de 6 millones de niños en todo el mundo son esclavos, muchos vendidos incluso por sus propios padres para saldar deudas. La prostitución infantil y la trata de menores afecta a casi 2 millones de pequeños, mientras que 300 mil niños son secuestrados para convertirlos en soldados.

Aunque la región y la economía inciden en esta situación, los países desarrollados no se quedan fuera, Alrededor de 2,3 millones de niños trabajan en estos Estados.Asía y el Pacífico representan los peores porcentajes en este tema.

Anuncios

Cerca de 130 millones de niños, de entre 5 y 14 años, son empleados ilegalmente. En África Subsahariana lo hacen alrededor de 48 millones, mientras que en África del Norte y Oriente Medio un 15 % de la población infantil trabaja. En Latinoamérica y el Caribe, cerca de 18 millones de menores de edad son empleados, generalmente en plantaciones y servicio doméstico. #Infancia