El interés por la #Gestación Subrogada no es nuevo. Cerca de un millón de niños al año son gestados por un padre español y una madre “de alquiler”. El mayor inconveniente al que se enfrentan las parejas que eligen esta práctica para convertirse en padres es lo legal.

Desde el procedimiento en sí, hasta la filiación, que todo sea legítimo y conste como tal es lo más engorroso del proceso. Los últimos tiempos han aparecido denuncias de supuestas explotaciones y fraudes. Sin contar que, durante el embarazo, la madre gestante puede “arrepentirse” de la decisión.

La asociación Son nuestros hijos aseguran que anualmente ingresan a España casi la misma cantidad de niños adoptados internacionalmente como los gestados en “vientres de alquiler”.

Anuncios
Anuncios

Por lo que se hace cada vez más necesario una legislación acorde a esta situación, que proteja y acompañe a la madre gestante, el niño y los futuros padres.

En España, una mujer no tiene derecho a ceder su posibilidad de gestar. Países vecinos, como Portugal, han regulado esta práctica el pasado mes de mayo.