Los datos que día a día se van revelando sobre una posible estafa por parte del padre de la niña con tricotiodistrofia, pueden poner en duda si los engaños reiterados son parte de una enfermedad.

La mitomanía es considerada un trastorno del comportamiento y la personalidad. La persona que miente compulsivamente lo hace para lograr la aceptación de su persona. Los psicólogos aseguran que los mitómanos no tienen un plan de acción a largo plazo, por el contrario, sus mentiras están destinadas a lograr el afecto inmediato. Quienes la padecen, mienten sobre cualquier cosa, gustos alimenticios, preferencias, situaciones cotidianas que no desprenden un compromiso o un riesgo personal.

La mitomanía está relacionada a una muy baja autoestima.

Anuncios
Anuncios

No obstante, el comportamiento termina por resultar insostenible para el círculo más cercano, que suele alejarse y acentuar la poca autoestima del enfermo. En la mayoría de los casos, el mitómano termina con creerse sus propias mentiras, si no recibe el tratamiento y la atención psicológica debida. #Enfermedades raras