El pueblo de Badajoz, Bienvenida, tiene unos 2.300 habitantes aproximádamente. En este lugar 'de buena vida', hay 32 personas con más de 90 años. Pero esta historia se fijará en uno de ellos: #Francisco Núñez Olivera, mejor conocido como 'Marchena'.

Es el hombre varón más longevo del continente europeo, tras cumplir 112 años (tercero en el mundo). Pero éste personaje tiene muchas más sorpresas. Es el soldado más veterano de España y ya lleva el peso de las batallas de la Guerra Civil y la del Rif. Hace apenas 2 años desde que Marchena comenzó a utilizar la silla de ruedas. La gente del pueblo le recuerda pasear por las calles y jugar la partida con los amigos en el bar después de los 100.

Anuncios
Anuncios

En dicho bar (El Obrero), decían que Francisco subía las escaleras sin ningún tipo de ayuda, y si se la ofrecían, él la rechazaba diciendo "cuando ya no pueda subirlas algún día, me moriré".

Nuestro protagonista tiene hábitos que son para envidiar, y quién sabe, tal vez para copiar si lo que queremos es vivir más de un siglo. Marchena no se levanta antes de las 11 de la mañana. Dedicó la gran parte de su 'sencilla' vida al campo. Nunca ha fumado ni tampoco ha abandonado una alimentación sana (matanzas, del campo y la de los pueblos). Siempre ha sido muy metódico desde que nació por aquel 13 de diciembre de 1904.

Pero ¿cuál es su secreto para vivir tanto? Pues según él, trabajar mucho y no estar en casa. Por otra parte, 'comer bien' es esencial. Marchena, que lleva ya 40 años sin dentadura afirma comerse todo lo que le den.

Anuncios

El menú del abuelo planetario es:

  • Desayuno: leche con magdalenas y un actimel.
  • Almuerzo: Carne, pescado o guiso triturado
  • Merienda: Yogur
  • Cena: Cereales especiales con leche

Al parecer, en el mundo hay otros candidatos para ser considerados los más ancianos, como Israel Krystal (superviviente de Auschwitz), pero su único papel que atestigua tener 112 años es el de su boda (cuando tenía 25). Para que se considere un récord Guinness, el delegado en España explicó que se necesitan las partidas de nacimiento y matrimonio, al igual que alguna inscripción de algún hijo, para poder demostrar con certeza el árbol completo de la vida. Por ejemplo, había un hombre que dijo de tener 130 años, pero luego se descubrió que se había 'puesto' la fecha de nacimiento de su padre.

Pero hay que destacar que el cuerpo de Marchena resiste bien. No se encuentra enfermo y sólo el paso del tiempo puede que le esté causando un poco de desánimo. Cuando tenía 90, le extirparon un riñón. A los 98 le operaron los ojos de cataratas.

Anuncios

Desde entonces, sus únicas estancias en el hospital fueron hace 3 años (8 días por neumonía y 12 por una infección de orina). Cada día, tiene que tomar sólamente 3 medicamentos para proteger a su estómago, su circulación de la sangre y su nivel de azúcar.

Entre sus hazañas, recuerda no haber renovado su DNI desde los años 70. Tenía tan sólo 10 años cuando estalló la Primera Guerra Mundial. De la Guerra Civil salió indemne, pero la que le marcó mucho fue la de Marruecos de los años 20 en su participación contra los 'rebeldes del Rif'. A su vuelta de esta última guerra, el extremeño no se lo pensó dos veces y se casó con la vecina María Martín Núñez, con la cual tuvo 4 hijos.

Esperemos que Marchena viva mucho años más, y que bata todos los récords posibles. #Badajoz #El hombre más lóngevo de Europa