Unas semanas antes que desapareciera Diana Quer, la familia de Manuela Chavero denunciaba su ausencia. La mujer de 42 años, residente en Badajoz, regresó a su casa la noche del 4 de julio de este año y nunca más se supo de ella.

Manuela había quedado con una amiga la mañana siguiente y al ver que no llegaba, la mujer alertó a la familia. La casa de Manuela no presentaba ningún signo de violencia, la luz de la cocina quedó encendida al igual que el televisor, el móvil apareció en el domicilio de la mujer, lo que se sobreentiende como indicios de que si alguien ingresó era conocido.

Las principales sospechas recaen en un hombre de la zona (Monesterio) con el que Chavero se habría relacionado mediante redes sociales.

Anuncios
Anuncios

Se cree que este individuo, de carácter agresivo, podría haberse sentido celoso y reaccionado ante ello.

Lazos verdes por todo el pueblo pueden verse en señal de acompañamiento a la familia. La hermana de Manuela y otros familiares pedirán una reunión con el juez que está cargo del caso, para conocer las últimas novedades de la investigación. #Diana Quer