La vida de los padres de Aarón, David y Verónica, cambió totalmente cuando ella aún estaba embarazada. Ella sufría muchos dolores y se fue a un hospital de Madrid, donde le hicieron muchas pruebas y no encontraron nada raro. La mandaron para su casa y al día siguiente nada más despertarse recibieron una llamada del hospital para que volvieran. El feto llevaba más de 15 horas sin oxígeno y le provocaron el parto. A esto lo llaman "negligencia médica", y por esta negligencia Aarón vive conectado a un respirador artificial en su casa. Aarón necesita la electricidad para poder vivir, es un paciente 'electrodependiente'.

El padre de Aarón cuenta que son cuatro las máquinas que ayudan a que su hijo siga en esta vida y tienen que estar siempre conectadas a la red eléctrica.

Anuncios
Anuncios

Los cuatro aparatos al principio tenían una batería que duraban cinco horas pero ya sólo duran una hora. Los padres de Aarón tienen mucho miedo las 24 horas del día, ya que lo que más le preocupan es que haya alguna avería u otro problema y le corten la luz. Además, antes pagaban facturas de luz de 80 euros al mes y ahora sus facturas son de 250 euros o más.

La mamá de Aarón tiene una reducción de jornada del 99 por ciento por tener a su hijo a cargo con enfermedad grave y lo cuida las 24 horas del día. Cuando llega el papá hacen la rehabilitación necesaria para Aarón. No pueden salir de casa si no es en ambulancia. Y además, la familia tiene concedida la Ley de Dependencia en grado 3 y aún no han recibido ninguna #Ayuda. Ellos han propuesto una petición en la plataforma 'Change.org' pidiendo a las Administraciones Públicas que le den el bono social, que es una tarifa para las personas como su hijo.

Anuncios

La petición lleva ya unas 200.000 firmas. Han pedido esto a través de esta plataforma porque cuentan que una familia con situación parecida en Argentina consiguió que el gobierno de su país aplicara la tarifa de la que hemos hablado anteriormente para pacientes como Aarón.

Los padres de Aarón buscan casos como los de su hijo en España para crear una asociación y defender sus derechos. Verónica espera el juicio por la negligencia en el parto. David y Verónica tienen esperanza de que le puedan ayudar y que su hijo viva lo más feliz posible. #Madrid #Enfermedades