La situación ocurrida en #Madrid a finales del mes pasado ante todo no tiene nada de cómica, todo lo contrario, está rozando lo puramente #porno y en horario diurno.

El caso nos lleva ante la atónita mirada de los madrileños y madrileñas que presenciaron como dos mujeres de gran belleza a plena luz del día sin ningún tipo de pudor, se paseaban una de ellas prácticamente desnuda y sin ropa interior, por los lugares más céntricos de la capital como son la Glorieta de Atocha y la Plaza de Callao.

Estas dos chicas iban acompañadas por un cámara que grababa las escenas que acontecían, sin tener en cuenta que podrían encontrarse con madres que estaban con sus hijos que no lograrían entender por qué había dos mujeres desnudas por la calle.

Anuncios
Anuncios

Días después, las dos grabaciones de este hecho muy morboso fueron difundidas en una página web de contenido para adultos. En la primera grabación publicada, fue realizada en la Glorieta de Atocha, donde una actriz paseaba con un vestido muy corto dejando ver que no llevaba ropa interior. La otra chica aún le sube más el vestido para que se vea que va sin nada debajo. Luego, le baja la parte delantera del corsé mostrando los senos y le pone una bola en la boca en plan sado.

Son las 12:30 del mediodía cuando se graba esta escena y había muchas personas en la calle, los más morbosos sacaban sus teléfonos móviles para grabarlo. Incluso una mujer se encaró con las chicas, pero al ser extranjeras no entendían las quejas de la señora.

La segunda grabación ocurrió en la Plaza del Callao, donde una chica se encuentra maniatada y su compañera corta parte del vestido para mostrar sus pezones y la zona genital.

Anuncios

Ante tal revuelo generado y con razón, el Ayuntamiento de Madrid ha realizado un comunicado en el que nadie había pedido autorización para rodar una película erótica en la ciudad. No obstante, apuntan que no es imprescindible solicitar un permiso para grabar una escena en un espacio público si no se utiliza un trípode para sujetar la cámara.

Fuentes policiales puntualizan que si en el lugar de los hechos hubiera menores de edad o incapaces presenciando la escena, la productora podría verse envuelta en un delito penal de #exhibicionismo.