Zoe es una niña que tiene muy claro lo que quiere y se lo ha hecho saber a su compañero Noah mediante una concisa e incuestionable #carta.

Estos locos bajitos no van a dejar de sorprendernos nunca, así pues procede enmarcar y recalcar esta llamativa carta, perfectamente estructurada y diáfana, con todas las pautas bien definidas y, lo más importante, siendo fiel a sus principios y respetándose a sí misma, por ende, haciéndose respetar.

La determinación con la que la niña se dirige a su compañero es más que evidente y nos da una importante lección de actitud y auto respeto a muchos adultos, inclusive, que, casi a ciencia cierta, en más de una ocasión hubiésemos deseado actuar del mismo modo que Zoe.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no hemos sido lo suficiente valientes o fieles a nosotros mismos.

Tenemos mucho que aprender de nuestros pequeños, imagino que algo así pasaría por la cabeza de la profesora que encontró esta maravillosa e insubordinada carta que mandó a una amiga y, ésta, sin salir de su asombro, la publicó en Twiter, acompañada de la frase; "¡me he quedado muerta!".

La traducción de la polémica carta es algo así como...

"Normas y reglamentos. De Zoe a Noah.

1. No me toques el hombro.

2. No vengas detrás de mí con todos esos juegos y tonterías. (No vengas detrás de mí de ninguna manera).

3. No me hables a menos que sea un saludo, que será nunca.

4. Deja de jugar conmigo en el autobús.

5. Tengo mal humor con la gente y tú arruinas mi día porque juegas demasiado.

6. Relee esto 500 veces.

7. Te gusto pero tú no me gustas. ¡Soy demasiado joven! (Como novia)

¡Si rompes alguna de estas reglas llamaré a mi padre, a un amigo de mi padre, a un amigo de mi madre, a mi madrastra y a un portero que conozco! ¡Si me arruinas el día voy a tener que pedir terapia! ¡Deja de jugar conmigo!"

A pesar de su corta edad, ha quedado claro lo claras que tiene las ideas Zoe. 

Esta fotografía, como no podía ser de otra manera, está dando la vuelta a la red.

Anuncios

Debería ser ejemplo y aliento en estos tiempos tan difíciles, en los que los adolescentes mueren por intoxicación de drogas o alcohol, siendo desorbitada la aceleración en las etapas de la vida, en el ritmo de vida. Tiempos que secuestran, sustraen, violan, asesinan, maltratan, acosan, vejan, manipulan... a nuestros #menores.

Se puede educar en el auto respeto. Esta carta ha de ser un guiño a tantos siglos de esfuerzo y sacrificio por parte de las mujeres para conseguir ser escuchadas y respetadas.

¡La generación de las luchadoras sigue viva! #autorespeto