Infancia:

La identidad de género va más allá de la mera atribución de unos órganos sexuales. Así, un niño se puede sentir niña a pesar de su dotación biológica y viceversa. En muchas ocasiones, dicha identidad es sentida en la más tierna infancia, a edades muy tempranas. Cuando esto sucede el niño demanda en su entorno, con sus habilidades comunicativas, que se le trate como a una niña, por ejemplo. La primera reacción de los padres suele ser de desconcierto, sobre todo cuando comprueban que no se trata de un capricho pasajero, puesto que la actitud del hijo persiste en el tiempo. Los padres pueden precisar un apoyo profesional para aceptar y asimilar la situación.

Anuncios
Anuncios

Cuando el niño comprueba que el entorno se adapta a su demanda y le trata como él quiere suele experimentar reacciones emocionales positivas. Por eso, los padres ven compensados sus esfuerzos al verificar que sus hijos, antes frustrados e infelices, vuelven a sonreír, a jugar y a manifestarse alegres. Los hermanos se pueden convertir en importantes aliados para ellos, sobre todo si son mayores.

Adolescencia:

Tienen más riesgo de sufrir acoso escolar aunque dicha posibilidad se atenúa en la medida que se sientan integrados en su entorno familiar y escolar, apoyados y queridos. Como cualquier persona en la edad de la pubertad han de hacer frente a los cambios corporales que experimentan.

Vida adulta:

Tras una valoración muy estricta para determinar, por un lado, la consistencia de la identidad de género y por otro, para descartar patologías psiquiátricas, pueden acceder a una cirugía que contribuya a mejorar su calidad de vida.

Anuncios

No quieren que se les trate como a enfermos. El Manual diagnóstico y estadístico o DSM IV de la Asociación Psiquiátrica Americana consideraba la transexualidad como un trastorno de identidad sexual. En la última versión del Manual, publicada el 22-05-2013 ya ha desaparecido el trastorno de identidad de género, por lo que ya no se considera enfermedad mental.

Recientemente, se han publicado en los medios de comunicación varias noticias relacionadas con homosexuales o transexuales agredidos. Cabe destacar la publicación en el B.O.E. del 25-11-2016 de la Ley 3/2016 de 22 de julio de protección integral contra LGTIfobia y la Discriminación por razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid. En su artículo 1 se enuncia el objeto de la Ley, que se resume en la regulación de los instrumentos para garantizar el derecho de toda persona en la Comunidad de Madrid a no ser discriminada por razón de orientación sexual o identidad de género, a no sufrir desprecio por ello así como el derecho a su integridad física y psíquica y a ser tratadas en condiciones de igualdad en todos los ámbitos de la vida. #Cultura #Sexualidad #Salud