Método Waldorf, Montessori, Kumon o Doman. Seguro que alguno de ellos te suena, pero ¿sabes realmente lo que son? ¿Hay escuelas en España que apliquen estos métodos considerados alternativos a la #Educación convencional?

Hace unos años vi un vídeo en TEDex que llamó mi atención. Logan LaPlante, un niño estadounidense de 13 años, estaba dando una conferencia delante de miles de personas. La idea que quería transmitir era: 'piratear la educación, me hace feliz' (Hackschooling makes me happy). Aunque el título pueda no sonar muy bien, Logan nos explica que para él 'piratear' significa sencillamente encontrar una manera de hacer algo mejor o de modo más efectivo.

Anuncios
Anuncios

A él, sus padres le sacaron de un colegio convencional cuando tenía sólo 5 años.

Las claves

¿Es buena opción la educación alternativa? Ken Robinson, experto en creatividad e innovación en la enseñanza, opina que los colegios convencionales 'están matando la creatividad' de los alumnos.

¿Es realmente así? Cortar a todos los #Niños por el mismo patrón, no profundizar en las habilidades personales de cada niño o darle más importancia a unas materias frente a otras (por ejemplo: matemáticas frente a arte): estas son tres características por las que se rige cualquier colegio convencional. ¿Qué proponen entonces los métodos alternativos?

1. La importancia del arte como medio a través del cual los niños pueden expresarse, comunicarse y relacionarse con los demás además de fomentar su creatividad, imaginación y desarrollo personal.

Anuncios

2. La autonomía del niño, que tiene libertad para elegir qué actividad quiere desarrollar en cada momento (juego libre). La libertad siempre implica responsabilidad, por lo que darles la libertad de elegir les hace responsables de sus elecciones.

3. Niños felices, con límites. Los límites hacen que los niños se sientan más seguros porque saben hasta dónde pueden llegar en cada situación. Son siempre límites desde el amor y que pretenden evitar situaciones que pueden ser más negativas para el niño (como una bronca por no haber respetado un límite que no habíamos puesto claramente).

¿Hay opciones en España?

Finalmente, la pregunta es: ¿pueden nuestros hijos acceder a este tipo de educación, digamos, más personalizada? La respuesta es .

Cada vez existen más proyectos privados que apuestan por este tipo de educación: desde comunidades de padres que se ponen de acuerdo para educar a sus hijos en un entorno más personalizado y natural hasta madres de día o centros educativos propiamente dichos en los que los niños pueden estudiar hasta llegar a la universidad, como por ejemplo la Escuela Libre Micael en Las Rozas de Madrid.