Canarias, Huelva y Cádiz se enmarcan en la zona de mayor riesgo de sufrir maremotos, según el borrador del mapa de peligrosidad frente a tsunamis elaborado por la Dirección General de Protección Civil y presentado este 3 de noviembre a los representantes de las comunidades autónomas con costas para que éstos puedan proponer modificaciones.

Las tres localidades podrían registrar olas de hasta ocho metros de altura que llegarían en un mínimo de 55 minutos (en el caso de Huelva) y en un máximo de 1:10 horas (Canarias) y que estarían provocadas por las fallas Marqués de Pombal y Horseshoe.

La Dirección General de Protección Civil también prevé que se podrían producir olas de altura relevante en el Mediterráneo y sin relevancia en la cornisa cantábrica.

Anuncios
Anuncios

En Galicia, por ejemplo, estas serían de 50 centímetros y llegarían en una hora y 15 minutos.

En la costa mediterránea de Andalucía se producirían olas de tres metros, que en Ceuta no alcanzarían el metro de altura y en Melilla rebasarían los 4 m debido a la falla Alboran Ridge South. A esta última localidad, llegarían con un margen de 15 minutos, el más bajo de toda España. En la ciudad ceutí el margen es de 25 minutos.

El Levante, también en peligro

Murcia es otra de las comunidades autónomas con mayor riesgo de sufrir tsunamis. Las previsiones de Protección Civil hablan de que la costa murciana podría registrar olas de 50 centímetros, sobre todo, en la zona de La Manga del Mar Menor, adonde llegarían en unos treinta minutos tras la fricción de la fallas de La Marina.

En Alicante, por su parte, en caso de tsunami las olas serían de un metro de altura, pero llegarían a la costa de forma instantánea por lo que no habría mucho margen de maniobra para ponerse a resguardo en algún lugar que esté lejos de ríos, ramblas y marismas y a una altura de al menos 30 metros sobre el nivel del mar, como recomienda Protección Civil.

Anuncios

En esta zona, el maremoto estaría condicionado por las fallas La Marina, Santa Pola y Crevillente.

En Cataluña, estaríamos hablando de olas de entre uno y tres metros que se aproximarían a tierra firme en un plazo máximo de entre 15 y 20 minutos debido al movimiento de las fallas neotectónica de Barcelona y Golfo de Rosas en Gerona.

Menos peligroso sería el registro de un tsunami en Baleares, que dejaría olas de entre medio metro y un metro en menos de 30 minutos, provocadas por las fallas Argelia y neotectónica Barcelona.

Con todos estos datos en las manos, la Dirección General de Protección Civil escuchará las propuestas de las comunidades con costas y luego decidirá cuáles estarán obligadas a elaborar sus propios planes de emergencia ante el peligro de maremotos.

Red de alerta de tsunamis

Aunque en España la probabilidad de que ocurra un tsunami es muy baja, los historiadores aún recuerdan los destrozos que dejó el terremoto de Lisboa en 1755. De ahí que se haya puesto en marcha recientemente la Red de Alerta de Tsunamis, que prevé en el futuro intercambios de datos con Portugal y escenarios y simulaciones en tiempo real.

Anuncios

#Calentamiento global