La noticia de una madre estadounidense que inyectaba heroína a sus hijos, ha causado estupor y ha destapado una situación que se creía controlada. El consumo de heroína es cada vez más frecuente entre los jóvenes. En España significa la principal causa de muerte por sobredosis y en Estados Unidos el consumo anual se multiplica por 10.

En Norteamérica es aún más preocupante la cifra, un informe de la Drug Enforcement Administration (DEA) asegura que las #Drogas duras provocan más muertes que las causadas por armas. El consumo de esta sustancia ha crecido, en ese país, un 145 % en los últimos 9 años.

Al igual que ocurre en España, el perfil de personas que se ha volcado a esta droga es de clase media y con trabajo.

Anuncios
Anuncios

La media del gramo de heroína ronda los 100 euros, en el país el valor más frecuente de venta es de 60 euros. Pese a que, en algunos países de África puede comprarse por algo más de 1 euro, en el resto del mundo sigue siendo una de las drogas más costosas de adquirir.

Se estima que existen unos 250 millones de adictos en todo el mundo, de ellos un número mayoritario consume drogas duras como la heroína y los opiáceos. Sin embargo, otras fuentes aseguran que 5 de cada 100 personas del planeta consumen algún tipo de estupefaciente. Un heroinómano tiene 15 veces más probabilidades de morir que una persona de misma condición pero que no consume drogas. El riesgo aumenta con las consecuencias secundarias de inyectarse una sustancia, como el VIH o las enfermedades infecto contagiosas.

Las muertes por regiones, sexo y edad

La cifra de fallecidos por sobredosis tiene sectores bien definidos.

Anuncios

El continente asiático registró durante el 2013 el mayor número de víctimas, alrededor de 81 mil personas. Le sigue América del Norte con algo más de 43 mil fallecidos y África con 37 mil. En Europa se han registrado cerca de 17 mil casos de muertes por estupefacientes, mientras que en América Latina la cifra ha rondado los 6 mil casos. Estos números no han presentado una variación considerable durante los últimos años, hecho que determina que las políticas preventivas no están dando resultados.

Afganistán sigue generando el máximo de la producción global, el 85 % de la heroína consumida proviene de los cultivos de estas tierras. Sin embargo, el último año ha sufrido una mala cosecha, con lo que podría elevar el precio de venta de la sustancia.

El caso que conmocionó a la opinión pública

Ashlee Hutt tiene 24 años y fue detenida los primeros días de noviembre junto a su novio, por suministrarle a los 3 hijos de ella heroína. Quien alertó, sin quererlo, a la policía y los servicios infantiles fue el mayor de los niños de 6 años.

Anuncios

En una inspección con personal sanitario, el pequeño comentó que su madre les había inyectado un “jugo para dormir”. Lo había hecho con él y con sus dos hermanas pequeñas de 4 y 2 años.

Loa análisis determinaron que los menores, además de encontrarse en estado de abandono conviviendo entre excrementos de ratas y jeringuillas, presentaban restos de heroína, además, de moratones y rasguños.