Afortunadamente no todo son malas noticias, podemos hablar de la labor de muchos ecologistas comprometidos y de muchas iniciativas que suponen un comienzo para el cambio.

Ellen MacArthur ha dado la vuelta al mundo en solitario desde su velero Vendée Globe, es por tanto una gran conocedora de  los océanos, ella estuvo en la cumbre de Davos a principios de año, hablando directamente con los políticos que rigen el destino de Europa, implicándolos en los problemas y en la búsqueda de soluciones, prescindir del #plástico aprovechando el avance de la tecnología es para ella la mejor solución.

Boyan Slat es un joven holandés que concienciado con la problemática de la #Contaminación marina se puso manos a la obra en el año 2012, así surgió The Ocean Cleanup (TCO) un modelo de empresa que trabaja en la limpieza de los océanos a través de un sistema de barreras marinas fijadas al fondo oceánico.

Anuncios
Anuncios

Funciona filtrando los deshechos que luego son recogidos en una plataforma de manera que no se daña el ecosistema marino.

A través del sistema de crowfunding el proyecto ha conseguido recaudar 2 millones de dólares que se han invertido en el primer prototipo real de la empresa instalado  en el Mar del Norte, si todo sale bien su segunda parada serán las costas de Fukushima.

Beth Terry, es una activista  de Oakland  que ha creado un blog llamado My Plastic Free Life, su iniciativa surgió a través de una fotografía que vio en la prensa sobre la contaminación oceánica, estudió el tema y sobre todo se dedicó a buscar alternativas que nos cuenta a través de su blog y de múltiples actividades y charlas que da por todo el mundo.

En España, concretamente en Bilbao, en abril de 2014 se creo una pequeña cooperativa llamada sinplástico que cuenta con su propia página web que incluye una tienda con más de 500 productos y con un blog de interesantes artículos.

Anuncios

Sin embargo, debemos tener presente que toda información es positiva, pero es nuestra propia conciencia como pobladores de un planeta de cuyos recursos dependemos y que será el legado que dejemos a las siguientes generaciones, la que debe llevarnos a un cambio de actitud que implique un modo de vida más sostenible. #océano