Jose Javier creía contratar un servicio de publicidad en Google Adwords para ganar dinero con sus vídeos en Youtube. Pero está claro que el joven no comprendió los términos del contrato ya que las deudas comenzaron a acumularse en su cuenta de ahorro hasta alcanzar los 100.000 euros.

El adolescente toca en un grupo con amigos y cuelgan sus actuaciones en el conocido portal de vídeos buscando algo de fama, seguidores y, claro está, dinero. Sin embargo, el producto contratado en Google les cobraba por la inserción de publicidad en sus publicaciones y cargaba los recibos directamente a la cuenta que Jose Javier había proporcionado.

Anuncios
Anuncios

Esta cuenta, abierta por sus padres para poder ahorrar de cara a necesidades futuras de su hijo, perdió rápidamente los 2.000 € de fondos y sus números tornaron a rojo en pocos meses. Los progenitores sólo fueron conscientes de la situación cuando el banco llamó para alertar de las deudas contraídas por la gran compañía.

El desconcierto familiar es enorme porque nadie sabía que el pequeño había contratado los servicios de la gran compañía Google y fue un informático quien descubrió dónde residía el problema.

El abogado de la familia ha asegurado que el menor no está capacitado para contratar semejante producto sin ningún tipo de autorización ya que, para ello, es necesario contar con la mayoría de edad y, por tanto, el contrato del servicio quedaría automáticamente anulado. Sin embargo, cabe preguntarse si dicha autorización no fue recibida por el adolescente cuando sus padres le proporcionaron los datos de la cuenta de ahorro que, seguramente, no debería haber estado al alcance del menor.

Anuncios

Por suerte para la familia la compañía no ha cobrado la enorme #Deuda contraída y ha decidido anular las deudas y olvidar la posibilidad de reclamación después de estudiar el caso en profundidad. Esto es un respiro y un alivio para los padres de Jose Javier puesto que la madre se encuentra en situación de desempleo mientras el padre se gana la vida como vendedor ambulante. Así, los ingresos de esta familia difícilmente iban a cubrir semejante deuda aunque, según declaraciones de Inma Quesada, madre del joven, Jose Javier no tiene conciencia real de que se ha metido en un problema importante. #Internet #Niños