Cada cierto tiempo hay un tópico que comienza a robar miradas e interrogantes con el fin de explicar el rumbo que está llevando nuestra civilización, ese tópico es de hecho el intentar definir y etiquetar a la generación que comienza a formar parte de la población productiva y últimamente lo hemos estado escuchando por todos lados: es el turno ahora de los “Millenials”. Algunos dicen que son la generación que está ocasionando tanto caos en esta sociedad, otros están convencidos de que son el futuro de la humanidad, pues los ven como líderes críticos y exigentes. Pero, ¿qué hay realmente detrás de esta generación? ¿Qué valores los respaldan? Y ¿por qué se les está etiquetando tanto últimamente?

Como toda semilla que se planta y se riega a diario con paciencia y dedicación, finalmente han florecido los nacidos entre los años 1981 y 1995.

Anuncios
Anuncios

La generación de la tecnología y los aparatos inteligentes que, en su momento, no eran tan indispensables, sin embargo, tras descubrir la gran gama de utilidades y comodidades que brindan,  se volvieron casi una necesidad básica.

¿Cómo es la mentalidad del “Millenial”? Muchos expertos en el tema, afirman que debido a los hallazgos que se dieron durante su desarrollo, es la generación más impaciente y perezosa que ha existido.

Nacieron en el auge de la prosperidad económica, producto de los pertenecientes a la generación “Baby boom” (1946 – 1965) personas que vivieron épocas de escasez, pobreza y sobrevivieron al trago amargo que habían dejado los conflictos bélicos en todo el mundo; una generación implacable y trabajadora que, al traer hijos al mundo, sólo deseaban darles lo mejor.

Y así fue como los Millenials crecieron bajo techos prósperos, sin carencias, con educación a su alcance y una mentalidad que los llevaría a buscar el éxito sin limitaciones ideológicas.

Anuncios

Los Millenials tienen un ansia incansable de obtener lo que quieren cuando lo quieren, ahora que han comenzado a involucrarse en ámbitos laborales, su ego se incrementa con cada centavo que se añade a sus cuentas, exigen explicaciones rápidas y concretas, desean alcanzar puestos y salarios altos lo más pronto posible, por esta razón muchos exigen ser retroalimentados cada vez que llevan a cabo una tarea determinada.

Es por lo anterior que las personas que los rodean no saben realmente cómo interactuar con ellos, sobre todo si son de una generación anterior a la de estos;, muchas veces les asusta que sean tan imparables, la precocidad de sus actos es en ocasiones peligrosa para las empresas y para la sociedad en sí.

Si nos ponemos a analizar este tipo de personalidad en un mundo de consumismo genera grandes retos para las corporaciones, pues a diario existe una necesidad nueva, una tendencia diferente, algo más grande, más impactante que podría llegar a ocasionar un declive en ciertos sectores de los países, como en la educación, el entretenimiento, la alimentación, etc.

Anuncios

No obstante, esto implica también que la sociedad siga activa, deliberando y produciendo beneficios más importantes.

Su ritmo de vida quizá es demasiado acelerado, quizá si les damos la oportunidad a los Millenials podrían lograr grandes cosas por la humanidad, a fin de cuentas están aprendiendo que la vida real va un poco más lento y con más sabiduría de la que pueden sacar un gran provecho. #tecnología #Emprendedores #Calidad de vida