Durante mucho tiempo el uso del #plástico como material  fue considerado todo un símbolo de modernidad, hoy en día empiezan a surgir cada vez más leyes que limitan su uso por su alto poder contaminante de gran impacto ambiental.

Pequeña historia del plástico

Allá por 1859 en Gran Bretaña surgieron los primeros plásticos de fibra vulcanizada. En 1870 en los EE.UU.,  el inventor John Wesley Hyatt dio con el modo de simplificar el proceso de fabricación del celuloide. En 1907 se fabricó el primer plástico totalmente sintético el formaldehido fenolóico. Pero no sería hasta el fin de la II Guerra Mundial cuando el descubrimiento del polietileno, a partir del petróleo o del gas natural, de lugar al desarrollo de la ingente industria del plástico tal y como la conocemos hoy en día.

Anuncios
Anuncios

Ventajas e inconvenientes del uso del plástico

Evidentemente el uso de este material presenta muchas ventajas, es ligero, moldeable hasta el punto de que se le pueden dar formas que serían imposibles con otro tipo de materiales, aislante tanto térmica como eléctricamente, es  además muy resistente, especialmente  a la corrosión; características todas que lo convierten en un material muy versátil.

Sin embargo su talón de Aquiles es la #Contaminación, partiendo de la base de que se obtiene de una fuente de energía no renovable como el petróleo y de que su propio proceso de fabricación ya genera una contaminación importante. Podemos decir que actualmente contamos con una variedad grande de plásticos, pero buena parte de ellos como el propileno y el poliestileno son altamente contaminantes e imposibles de reciclar, con lo que las únicas soluciones posibles son su incineración o su depósito subterráneo, teniendo en cuenta que tardan más de 500 años en degradarse.

Anuncios

Los contenedores amarillos de nuestras ciudades están destinados al reciclaje de envases de todo tipo de plásticos y hojalatas, desde tetrabricks hasta botellas,  pero hemos de saber que, incluso todos estos productos una vez reciclados no son aptos para volver a  servir de contenedores a productos para el consumo humano. El proceso más habitual es convertirlos en granza (pequeñas bolas de conglomerado plástico) que sirve para hacer tuberías, piezas industriales o mobiliario urbano…

Las bolsas primera gran batalla

Las cifras son escalofriantes, de media se consumen anualmente unas 200 bolsas por persona, evidentemente depende de los países y de la conciencia ecológica de sus habitantes. El mar es el gran perjudicado, unos 8000 millones de bolsas acaban en los océanos. Entre el 40 y el 80% de lo que comen los peces en el Mediterráneo son plásticos, peces que en muchos casos acaban formando parte de nuestro menú. Sin contar a los animales más grandes que sufren mutilaciones o estrangulamientos con las bolsas en las que quedan atrapados, unos 100 000 mamíferos marinos mueren cada año por esta causa.

Anuncios

El 29 de abril del año 2015 la Directiva (UE) 2015/720 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO aprobó una transposición para la reducción del consumo de bolsas de plástico ligeras,  en noviembre de este año España tendría que definir cómo hará posible esta reducción.

Países como Francia e Italia nos llevan la delantera, en 2012 en Italia se prohibió a los comercios la entrega gratuita de este tipo de bolsas favoreciendo el empleo de las biodegradables. Por su parte Francia va un poco más allá, bajo la mano de la ministra de ecología Sègolène Royal,  desde el 1 de julio de este año las bolsas de plástico gratuitas están prohibidas en los supermercados y  ha anunciado que para el año 2020 las vajillas desechables habrán de contar con un 50% de materiales orgánicos (como el almidón de maíz) cantidad que ascenderá al 60% en 2025. #océano