Greta Zimmer Fiedman era su nombre y tenía 92 años en el momento de su muerte en un hospital de Richmond, Virginia. Esta asistente dental fue protagonista casual de una foto más que icónica que representa si duda la alegría y la liberación sentida en el momento en que Japón se rindió ante #Estados Unidos declarándose definitivamente el fin de la II Guerra Mundial.

Conocida como V-J Day, la fotografía inmortaliza un momento totalmente fortuito y natural que tomó por sorpresa a la enfermera. La noticia de la rendición japonesa hizo que la población saliese a las calles para celebrar la nueva situación y, en ese contexto, el joven marinero toma a la enfermera para besarla con un estético y elocuente resultado que se ha convertido en una de las más bellas imágenes de la historia del siglo XX.

Anuncios
Anuncios

La muerte de la joven enfermera

Tras una larga vida con un recorrido de 92 años Greta Zimmer Fiedman vuelve a ser noticia tras su fallecimiento.

Nacida en Austria, Greta se vio obligada a huir de su país debido a los conflictos ya conocidos. En ese momento la joven contaba con solo 15 años y estaba acompañada de dos hermanas de menor edad. Sería a los 21 años cuando, en pleno Times Square, un desconocido marinero la besase con pasión y el momento quedase fijado en la fotografía de Alfred Eisenstaedt para la prestigiosa revista Life.

Protagonistas misteriosos

Hoy conocemos la identidad de ambos protagonistas, sin embargo, hicieron falta años hasta llegar a conocer sus nombres. Con la fotografía ya convertida en todo un símbolo, la revista Life inició una campaña de ayuda en 1980 para la identificación del marinero y la enfermera.

Anuncios

Durante muchos años se recibieron numerosas reclamaciones en las que diversas personas aseguraban ser la pareja de la imagen. Sin embargo, hasta el año 2012 no se conocieron con pruebas las identidades reales de los protagonistas.

La hoy fallecida Greta Zimmer Fiedman era besada en ese gran día por el joven marinero Jorge Mendosa y el momento también fue fotografiado, aunque con menos reconocimiento y proyección, por el fotógrafo de la Armada de EE.UU. Victor Jorgensen. #Fotografia