Francisco Martínez es licenciado en psicología, tiene una amplia experiencia en tratar con adicciones y sus consecuencias.

¿Cuáles suelen ser las secuelas en un menor que se cría en un entorno de adicciones?

Las parejas de toxico-dependientes carecen normalmente de la capacidad de contención que requiere el desarrollo emocional de los #Niños. Esta capacidad se hace necesaria para que el menor pueda adquirir las competencias mentales que le permitan saber regular las tensiones internas normales de la edad. Al no existir una adecuada capacidad de contención en el menor, estamos poniendo en riesgo su propio equilibrio psíquico.

Anuncios
Anuncios

Todo esto hace que exista una mayor prevalencia de los llamados trastornos del estado del ánimo, siendo frecuente que los hijos de padres toxicómanos puedan sufrir episodios depresivos, maniacos, también solemos encontrarnos con trastornos de la conducta, psicosomáticos, dificultades académicas y diversas dificultades en el desarrollo.

Por último los hijos de personas que sufren de adicción tienen mucha mayor probabilidad de convertirse en adictos que los hijos de personas que no consumen ninguna sustancia.