Lina Álvarez es gallega, trabaja como médico y está a punto de dar a luz a su tercer hijo. En Octubre, Lina batirá un record, su propia marca personal y la de la maternidad en general. La diferencia entre ella y otras mujeres en estado de gestación es que Lina tiene 62 años.

Su primer hijo nació en 1982, ella tenía por entonces 28 años, una pareja y un futuro prometedor, pero una mala praxis en el parto del pequeño le ocasionó al bebé una parálisis cerebral. Allí comenzó un camino que, aunque pareciera de desdichas, ella logró afrontar con valentía.

Los juicios contra la maternidad en la que dio a Luz la endeudaron, sobrevino el divorcio, pero también la idea de volver a ser madre.

Anuncios
Anuncios

A los 54 años, tras pagar 6 mil euros, una clínica privada aceptó realizarle un tratamiento de fertilización con un donante anónimo. Así fue como 8 años después de haber tenido la menopausia, Lina tuvo a su segundo hijo.

Concebir a un tercer bebé no le ha resultado nada fácil, recién este año pudo encontrar una clínica que por la mitad del importe que abonó por el primer tratamiento, aceptará intentar la concepción con un embrión donado. A mediados de Octubre, si todo sale como está planeado, Lina se someterá a una cesárea programada.

¿Cuál es el riego de la maternidad tardía?

Los inconvenientes de una maternidad postergada son muchos, tanto para los #Niños como para las madres. La ciencia permite que mujeres mayores de 60 años, que incluso ya han dejado atrás sus años fértiles, opten por esta posibilidad.

Anuncios

Pero lejos de ser un camino de rosas, las estadísticas indican cierta peligrosidad.

María del Carmen Bousada de Lara tenía 69 años cuando dio a luz a sus gemelos por una técnica similar a la utilizada con Lina Álvarez. Pero a María del Carmen le diagnosticaron cáncer pocos meses después del parto y falleció cuando los niños tenían solo 3 años.

No es el único caso, Rajo Devi Lohan de origen hindú, tuvo a su primera hija con más de 70 años, pero después del parto debió guardar reposo y su salud se debilitó considerablemente.

A los achaques físicos de la edad, se le suma la mirada social y la demanda legal. Muy pocas asegurados quieren asumir el riesgo de un tratamiento de fertilidad en madres de edad tan avanzada.

¿Qué pasa con los niños?

Aunque para muchos psicólogos que sean niños tan deseados es algo positivo en la formación de la personalidad, no todos coinciden en que el rol que ocupan unos progenitores mayores sea el mejor. Ser padres y no abuelos cuando se tiene más de 60 años es el reto si se tiene hijos pequeños.

Anuncios

Estar a la altura de sus necesidades, físicas y emocionales, también va acorde a la edad de los padres.

La Universidad de California, publicó en el 2010 los resultados de estudios realizados a mujeres embarazadas de más de 40 años. Del informe se extrae que a partir de esas edad existe un 50 % más de probabilidades de que el niño tenga autismo.

En España, la edad promedio en la que las mujeres tienen a su primer hijo es los 31 años. Sin embargo, el 33 % de las españoles lo hace cuando tiene más de 35 años.