Todos sabemos, gracias a las redes sociales y al movimiento que se ha perpetrado estos últimos años para contrarrestarlo, que el #bullying es uno de los problemas más lamentables que se han gestado en nuestra sociedad; desde adolescentes que son acosados de forma violenta en sus #Escuelas, empleados que sufren del famoso “mobbing” (término en inglés que se refiere a acosar o asediar) hasta el también común cyber acoso, que a pesar de llevarse a cabo en la red, en la vida real ha tenido consecuencias mortales.

El Bullying ha ocasionado que más de 600 mil adolescentes de entre 14 y 18 años cometan suicidio según cifras de la OMS (Organización Mundial de la Salud); el continente Europeo ha arrojado las estadísticas más preocupantes con la impactante cantidad de 200 mil suicidios por año.

Anuncios
Anuncios

Es necesario recalcar que el bullying puede desencadenar graves cuadros de depresión, ansiedad, trastornos psicosomáticos, impacto en el desarrollo escolar, laboral y familiar. La presión social es tan fuerte que la solución más eficaz para muchos de los afectados es el suicidio. ¿Puedes llegar a comprender la importancia del asunto?

Bajo estas circunstancias cierto país de la #Unión Europea ha estado investigando cómo podemos combatir este “virus” de violencia que afecta tanto a las escuelas y erradicarlo de una vez por todas. Este país es Finlandia, uno de los más grandes en educación y en general en calidad de vida.

La preocupación llegó a tal grado que una vez que descubrieron el método más efectivo contra el Bullying, inmediatamente ha sido implementado y éste ha logrado disminuir la problemática en un 60% en cada centro escolar con el que se comenzó el experimento pero ¿en qué consiste?

El método lleva el nombre de KiVa (Kiusaamista Vastaan, en finlandés: Contra el Acoso Escolar) fue creado por Christina Salmivalli en colaboración con algunos otros profesores de Psicología, quienes comenzaron a implementarlo en escuelas de manera aleatoria obteniendo resultados increíbles, pues el método había logrado erradicar todo tipo de acoso en un 80% de los centros educativos que formaron parte del experimento.

Anuncios

La magia del mismo se centra, sorpresivamente, en dejar a un lado a los dos actores principales de la confrontación (víctima y verdugo) y centrar la operación en la población testigo del acto de acoso. Así como lo lees, se determinó que actuando sobre este agente externo (pero que también está involucrado en el vínculo y de forma significativa) de modo que no propicien el acto al reírse o hacerlo parte de su cotidianeidad, el efecto es casi instantáneo, el acoso se reduce al no existir una población a  quien “entretener”. Si analizamos las raíces básicas del Bullying, el victimario siempre está en búsqueda de resaltar, de demostrar (ésta es la palabra clave) que es superior, que es el más poderoso, que es el más fuerte, activando así mecanismos de defensa que le ayudan a lidiar con una realidad problemática, modificando su propio yo al pasar de víctima a victimario, por lo tanto como podrás entender, éste es un ciclo sin fin de formaciones reactivas. El programa también incluye clases de “capacitación” en donde los niños son instruidos desde los 7 años para que conozcan las diferentes formas de acoso y estén preparados para no interiorizarlas como una actividad socialmente “aceptada”

No es de extrañar que Finlandia haya sido el pionero para descubrir este eficaz método, pues es un país realmente preocupado por la educación y el destino de sus estudiantes, en ello radica el éxito del mismo en este sector.

Anuncios

Teniendo en cuenta la efectividad del método, esperemos que pueda llevarse a cabo en cada vez más países para lograr contribuir al desarrollo de la educación a nivel mundial, erradicando poco a poco cada uno de los obstáculos que esta sugiere.